domingo, 23 de junio de 2013

Me hallara la muerte… y el aburrimiento. Juan Manuel de Prada. Crítica y despelleje

Ya lo sé, tiene cara de niño repelente
derechón repeinado de colegio de Fomento,
y te dan ganas de quitarle el bocadillo de mortadela  me-hallara-la-muerte
y tirárselo a un charco.
Sus artículos dominicales
no llegan ni a homilía de cura de sotana raída
y desprenden un tufillo rancio
a columnista a sueldo vaticano...
Pero qué queréis que os diga,
a mi me gusta como escribe novelas.
Si solo hubiera sido La Tempestad
la cosa hubiera quedado en un planeta agraciado,
pero es que después escribió
La vida invisible
y eso son palabras mayores,
Se me ganó el corazón
y el magín lector
para siempre
y desde entonces,
por ese miedo a la desilusión,
no lo he vuelto a leer...
no fui capaz de avanzar con El séptimo velo
ni quise ir hacia atrás leyendo Coños.
Ahora publica
Me hallará la muerte
me lo han traido los Reyes… ya os contaré.
Eso fue hace unos meses (en el blog escondido) ya me lo he leído y os cuento…
Así en general, Juan Manuel de Prada es alguien que domina el lenguaje y las palabras, difícil de pillarle en renuncio, escribe bien. El problema es cuando lo ensortijado termina por estrangularle y la cosa no avanza rizando el rizo del arabesco lingüístico pedante y se encandila en la borrachera de metáforas hasta la desesperación. Las metáforas las carga el diablo y las páginas abarrotadas de “comos” se convierten en una retahíla de ocurrencias sin más emoción que averiguar cual será la siguiente semejanza estrafalaria con la que nos disparará el autor en su verborrea desbocada.
No me gustan mucho las novelas históricas, es verdad, quizá porque no he tenido la suerte de encontrarme en el camino con buenos personajes históricos (no del mío ubicados en otros tiempos, que no es lo mismo). En esta amalgama de páginas encuadernadas (me cuesta llamarlo novela) el autor nos cuenta una historia que pasa en la Rusia de la división azul como podría pasar en cualquier otro sitio, los personajes no son históricos sino puestos allí, en la historia, en una especie de atrezzo sin razón.
“Te hallara la muerte” se compone de varias partes: antes de alistarse, en Rusia y a su vuelta. No destripo el libro que para eso ya está la reseña de la cubierta (incluso el título…mandan guebos). Parece como si tuviera escritas varias novelas y por una decisión del editor (o de algún fabricante de papel, el libro tiene 700 paginas) las hubiera pegado a la fuerza con una mixtura de mortero palabrero con la única finalidad de rellenar las junturas que deja la desconexión del argumento.
Los personajes no tienen una continuidad de comportamiento ni de carácter, van dando saltos en su pensar y no identificas al de una parte con el de la siguiente. Lo peor a mi modo de ver, es lo de sacarse personajes de la chistera. Es decir, quien tiene un papel de figurante durante 400 paginas y no sabes ni quien es, ni casi como se llama, de repente asume un papel protagonista y tienes que volver para ver si realmente era tan importante cien páginas atrás.
Lo de la moraleja política de los dos franquismos: el tecnócrata y el falangista queda un poco pinturero y de esterotipo y hasta un poquito empalagoso,durante toda la novela. Sobre esto escribe de manera cruel (…y muy bien) Embajador en el infierno un blog que me gusta bastante. Y si os interesa este tema (y contado en serio) os recomiendo que os leáis a mi profe de político Manuel Ramírez España 1939-1975 régimen político e ideología es un libro pequeño, apasionante pero intenso en el buen sentido.
En fin que casi me da miedo releer alguna página de La tempestad o de La vida invisible, por si se me rompe, ya que ese libro lo guardo en la balda de mis lecturas favoritas. Quizá, pienso ahora, porque no solo sea la balda de mis lecturas, sino también la de los recuerdos de mis lecturas y empiezo a pensar que en ella están, no solo los libros sino al mismo tiempo, los recuerdos de los momentos en los que los leí, allí, pegados a las páginas. Me da miedo, porque aquel libro, La vida invisible, me gustó mucho y en su trama no se veían las costuras de un traje hecho de varias piezas como en este. También la tempestad (que ganó el planeta) me gustó. Pero Me hallara la muerte no, ni de coña.
No os lo leáis.

20 comentarios:

  1. Yo me quedo en su imagen de repenlente, en la que coincido contigo, y esto me ha frenado a la hora de leerle

    ResponderEliminar
  2. Jo que rapidez, raquel. Muchas gracias por tu comentario.

    Pues la vida invisible a mi me gustó, como sé que te gusta la policiaca puedes empezar por La tempestad que te lo tragas en dos minutos y te deja buen sabor. (Como dijo jenna jameson).
    Este de me hallara la muerte es un a petardez.

    Por cierto tengo sobre la mesa ya comprados dos que pones bien en tu blog: el de javier calvo y el del gran Gonzalez Ledesma me voy a animar a leerlos.

    ResponderEliminar
  3. Saramaga empiezo a pensar que solo lees este blog para saber los libros que NO debes leerte!

    ResponderEliminar
  4. No puedo con él, lo has descrito perfectamente. Sus artículos me matan y cuando habla en algún sitio dice imbecilidades por el mero placer de epatar (cosa que creo que tampoco consigue ya) así que nunca lo he intentado con sus novelas. Y después de esto menos.

    ResponderEliminar
  5. “Los personajes no tienen una continuidad de comportamiento ni de carácter, van dando saltos en su pensar “ y digo yo… Quizás y solo quizás, no es eso lo que hacemos los seres humanos más allá de la ficción...

    ResponderEliminar
  6. Me da un perezón este señor que se sale de las costuras del traje...

    Otro libro que NO leeré, gracias por tu sacrificio.

    El último de Dan Brown, por cierto, entretenido sin más, pero para ánimos fuertes. El final es bastante sorpresivo y desconcertante. Podría hasta decir que me ha gustado...

    Y besos!

    :*

    ResponderEliminar
  7. Sobre leer, releer, olvidar y recuerdos de libros léete cómo hablar de libros que no se han leído. A mí me ha encantado.

    De este señor no he leído nada, ni ganas. Da repelús.

    ResponderEliminar
  8. Pues siento discrepar, pero me leí Las Máscaras del Héroe de este sabiondillo Cesarvidaliano, y me gustó mucho. Claro que yo no soy del club gafapasta y solo leía en el metro para no pensar en los olores

    ResponderEliminar
  9. Anamaria me datanta vergüenza haberme leido el codigo da vinci que ni lo mento en mis listas de libros.

    ND no tenia noticia de ese libro metere nariz por alguna biblio.

    anijol ya he dicho al empezar que este tipo tiene una pinta como para tirarle el bocadillo de mortadela al charco... pero estoy con Peter que ha escrito cosas muy buenas ese que nombras en concreto no lo tengo en papel pero si en digital así que cuando se me pase el disgusto de este igual me pongo a leerlo

    ResponderEliminar
  10. MMNN es verdad lo que dices pero no te olvides que el autor tiene una visión de todo y nosotros no.
    Es como ver un partido de futbol en la tele que solo podemos ver lo que nos enseña el cámara.
    Entonces no puede jugar alevosamente a ser un mentiroso cuando nos describe a los personajes, salvo que sea esa la gracia en un macguffin y no es el caso.

    Lo dicho amigos, este libro es un tostón pero no os dejeis llevar solo por las apariencias del autor... empezad por La Tepestad que es ligero y luego pasais a mayores si os gusta.

    ResponderEliminar
  11. jajajajaj... Te comenté corto porque estaba en el móvil.. pero es que los prejuicios me pueden con este hombre. Lo mismo luego me superencanta.. pero es que no puedo, me da grimilla.
    Tantos te he dicho que no voy a leer? Bueno, siempre está bien descartar lecturas.. jaja

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Pues no entiendo cómo es posible que, si no te agradan las metáforas y las comparaciones de "Me hallará la muerte", te gustara "La vida invisible", muchísimo más rico en artificio verbal. En esto, la palma se la lleva, sin duda, "Las máscaras del héroe". Pero es el gran valor de este escritor: su riqueza metafórica.

    ResponderEliminar
  13. Ese hombre cada día está más gordo y más loco. A mí tampoco me gustan, en general, las novelas históricas, pero pídele a tu amigo Viveiro que te deje las de Flashman. ¡Si no te gustan, pago yo las cañas!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo sí que me gustan las metáforas, mucho he de decir, y por eso me gustó tanto "La vida invisible" pero en la vida invisible había una historía debajo, bueno realmente varias historias que se van entrelazando y es por eso que hay pocas páginas que sobren.

    Sin embargo en Te hallará la muerte, muchas (muchisimas) páginas están de más y solo justifican su existencia para recrearse en el arabesco vacio, que es lo que me molesta. Por eso digo que las metaforas las carga el diablo, porque la narración se hace subsidiaria de las ocurrencias comparativas y eso no puede ser. La metafora es el adorno que enriquece la narrración no el protagonista.

    Y después la mania de anticipar la metafora con un "como" he llegado a contar más de diez comos por página y estarás conmigo en que es un poco demasiado.

    Aun con esto, agradezco mucho tu comentario porque esa misma pregunta que me haces también me la hice yo hasta tal punto que dempolvé La vida invisible para ver si mi recuerdo habia ensalzado en vano unos recuerdos erroneos. Y no, sigo recomendando esa novela muchiiisimo. Y Cuando se me pase el cabreo de esta, me imagino que caerá las mascaras del heroe.

    ResponderEliminar
  15. C.S el aspecto es lamentable, y sus apariciones en tertulias para darle tres tortas... ¿pero hay alguien más repulsivo que Umbral y que escriba tan rejodidamente bien?

    Me estais metiendo el gusanillo con el Flashman, el otro dia descubri que tengo un par de ellas en mi cueva de ali baba. Y he comprobado que en las biblios de mi pueblo también hay unas cuantas.

    ResponderEliminar
  16. Me va a tocar leerme alguno de los que dices que son buenos ( le daré una oportunidad de cincuenta páginas) ¡Por tu culpa! ¡por tu grandísima culpa!

    ResponderEliminar
  17. Te consta que he hecho esfuerzos por leer cosas que ni de lejos, solo porque has insisitido pero de semejante sujeto no puedorrrrr....solo si algún día no tengo nada más que leer y allí está uno de sus libros...puede.

    ResponderEliminar
  18. Este escritor escribe buena Literatura. A veces acierta más otras menos, pero es de lo mejor en España actualmente, pero claro hoy tanto gusto por la prosa fácil nos hace verlo como un pomposo y no es así, no. El mérito de la buena prosa ha pasado de moda por eso Nos hallará la muerte gusta poco en estos lares. La muerte de la auténtica Literatura, esa que hace este escritor y unos poquísimos más está al caer. Viva Juan Manuel y lo que escribe. A mi me gustan todos sus libros. Y su imagen a contracorriente quiere decir que es un Chesterton provocador a la española.

    ResponderEliminar
  19. El asunto de los antibióticos y el aborto es de matricula de honor, por como enlaza la historia, así como otros muchos.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...