miércoles, 12 de junio de 2013

Todo lo que era solido. Muñoz Molina. Excusatio non petita…

Lo primero que hay que decir es que el libro está muy bien escrito (lo que hoy día no es decir poco). Es cierto, como comentaba ND, que en algunos puntos recuerda a Enric Gonzalez en Historias de NY entremezclando opiniones políticas con recuerdos y vivencias personales de un Nueva York que les encanta y del que se pegan medio libro buscando argumentos para hacerlo acorde a sus ideas (cosa obviamente imposible).
Pero matices aparte, las opiniones se van desenvolviendo suavemente, con corrección, una detrás de la otra y con una tierna añoranza a los tiempos de la transición.Yo creo que AMM muestra el desengaño de los cincuentones que está uniendo a gentes de ideologías diversas pero coincidentes en la necesidad de mandar a la mierda a la mediocridad política que nos gobierna. Y de eso fundamentalmente va el libro.todo-lo-que-era-solido-9788432215445
Pero eso es complicado amigos, ya os lo digo ¿Cómo convencer a las elites que están ganando una pasta gansa en la empresa privada a tomar las riendas cobrando la mitad y compartiendo escaño con trepillas iletrados de partido que les van a hacer la vida imposible? Hasta hace poco, el decir que en los altos puestos políticos debían estar los mejores, y decir que ahora están asaltados por mediocres (descamisaos o niños pijos de gaviota, me da igual) quedaba de elitista conservador, parece que ahora que lo dice Muñoz Molina queda un poco menos mal. Pero en eso estábamos y en eso estamos.
En fin que no sé porque el libro suena a constante excusa no pedida como diciendo “Escuchadme amigos, que yo no soy de ellos eh? que yo no soy de los de la ceja, que no todos los que hemos cobrado de El País somos coparticipes de esta tropelía en la que vivimos. Todos los de derechas son malvados de derechas, pero los de izquierdas no necesariamente somos abobados progresistas de ZP, que lo sepáis”
El libro me ha gustado mucho (se lo agradezco a los gafotas que me han empujado a leerlo), está muy bien escrito, se lee rápido, aunque te deja una acidez de estomago de esas que no cura el omeprazol. No obstante, no sé si os ha pasado igual, al final tienes la impresión de que te impacta más por quien lo dice que por lo que dice… y eso que dice mucho y bien. He ido apuntando 30 notas y no puedo estar más de acuerdo, os las enumero:


  • La nostalgia de un tiempo de posibilidade que nadie supo apreciar
  • Un tiempo de dinero y pelotazos
  • Los “profesionales de la política” contra los “profesionales en la política”
  • Las “ilegalidades legales” o cómo desactivar los mecanismo de control
  • La invasión de la administración y sus cargos medios por la mediocridad política
  • Los entes vampiros satélites de la administración y la desadministrativización
  • La política basada en las inauguraciones
  • La administración que paga más de lo que es oportuno y revienta los precios
  • Opio: Iglesia, fiesta, folklore y deporte
  • Patriotismo, nacionalismo, localismo y victimismo
  • La desfiguración de la historia para conseguir su uso narcisista por los pueblos
  • El menosprecio de la tibieza política ¡Hay que machacar al enemigo!
  • La definición política basada en dejar claro contra quien estás. Mi enemigo me define
  • La política del evento y la palabrería de tertulia
  • El periodismo de partido
  • La penalización de la discrepancia interna, la disidencia está mal vista
  • Los que critican internamente son unos aguafiestas y unos pagados del enemigo
  • El mal vicio de leer periódicos antiguos
  • La movilidad geográfica: La critica a los que se van
  • ¿Cómo nos ven los extranjeros?
  • Un comunista en su admirado Nueva York
  • 23F la noche en que se acallaron los ruidos de sables
  • Los derechos que se consideran consolidados pueden desaparecer de la noche a la mañana
  • La corrupción a nivel particular ¿Todos somos corruptos a nuestra escala?
  • El mito de la inercia de la normalidad. El mañana no está escrito podemos cambiarlo
  • Nuestra posición en el ranking de pobreza: No estamos entre los más ricos pero tampoco entre los más pobres.
  • Un poquito de autoestima por lo español.
  • Necesitamos un pacto basta de palabrería
  • Lo que cambio el 11M: El desprecio por los políticos como personas.
  • Responsabilidad personal, ciudadanía y disposición para llegar a acuerdos
    ALGUNAS PRECISIONES A MODO DE POSDATA
    Precisión 1 De Muñoz Molina he leído Invierno en Lisboa. Yo creo que intenté leerlo demasiado joven. No me gustó. He intentado leerme El Jinete Polaco unas seismil veces y me pasa igual que con Octubre Octubre de Sampedro, que se me hace bola en la página 100 y nada, que no puedo tragarlo. Sin embargo aprovecho este otrosi para recomendaros con entusiasmo un librito de este hombre que se llama Los misterios de Madrid el protagonista es Lorencito Quesada que ya sale en el Jinete y que es un personaje entrañable que juega a policía. Muuuuuuy bueno y muuuuy desconocido. Plenilunio me acuerdo ahora que también me gustó.
    Precisión 2 Señor Muñoz Molina, ya sé que no es necesario saber derecho, incluso créame en muchos casos es recomendable no saberlo. Pero Vd patina en la cita del Estatuto de Aragón de la pagina 90. La alusión al derecho foral aragonés no es una reminiscencia onírica a mitos medievales sino la alusión a unos de los pilares democráticos (derechos fundamentales) más importantes del constitucionalismo español moderno. El fuero de Jaca como primer paso de los derechos de ciudadanía (que Vd propugna en otra parte), el “nos que valemos tanto como vos” frente a la dinastía, la sacrosanta reverencia a los pactos y los acuerdos resumidos en el “pacta sunt servanda”… en fin que se equivoca de cabo a rabo cuando equipara el derecho foral aragonés a la verborrea narcisista del nacionalismo basada en sentimientos y creencias ancestrales.
    Precisión 3 Pagina 78 “No tengo nada contra el nacionalismo igual que no tengo nada contra la religión. Allá cada cual con sus creencias. Tan solo prefiero que las leyes me protejan para que los partidarios de cada una de ellas no tengan la potestad de imponérmelas” Y en esta frase querido Antonio, te traiciona el subconsciente de tu derecho natural imperativo (o sea igual que el cristianismo que denostas). Las leyes no son una entelequia contra el asalto de las creencias, sino que son el resultado de ellas, es decir o admitimos que una mayoría de idiotas pueden imponernos unas leyes idiotas o nos creemos titulares de unos derechos por encima de las leyes que ninguna democracia nos puede arrebatar. La democracia tiene ese punto débil y aun así la prefiero por encima de los defensores de los “sólidos” derechos inexpugnables. Prefiero que me gobierne una mayoría de idiotas a un dictador con razón. Algo comentaba hace tiempo el amigo Viveiro sobre Aristocracia y democracia.
    Precisión 4 Echo de menos algunas alusiones. ¿Por qué no habla de la oligarquía artística y cultural de este país en los últimos años, esa oligarquía que veta,engulle y monopoliza toda subvención que se mueve en torno a la cultura y que esta amparada por “institutos” públicos y medios de comunicación? ¿Por qué no habla de determinadas regiones que han hecho de la subvención un modo de vida, con subvenciones específicas para una determinada parte del país excluyendo a otras, eso también es nacionalismo PER-done que se lo diga.

    Tengo alguna más pero lo dejamos aquí.
  • 19 comentarios:

    1. A mi Plenilunio también me gustó pero no se si atrverme con ésta.
      Y gustándote de intriga ¿no has leído Beltenebros?

      ResponderEliminar
    2. De Muñoz Molina sólo he leído "Plenilunio". El resto, no me preguntes por qué, me da un perezón de órdago. Yo y mis corazonadas literarias. Lo malo es que me fío de ellas, no suelen fallarme...

      ResponderEliminar
    3. A mi me gusto mucho El Invierno en Lisboa pero lo leí de muy joven y no quiero releerlo para no arruinarme el recuerdo.

      Me gustó Plenilunio y el Jinete Polaco más bien lo sufrí. Después de eso no he leído más novelas suyas pero me fascina Ventanas de Manhattan.

      Y como articulista y en su blog me parece buenísimo.

      ResponderEliminar
    4. Pregunto yo también, como pseudosocióloga cómo no has leído Beltenebros.

      Muy buena reseña (no me daré por aludida, a pesar de las gafas), me gusta mucho tu resumen en puntos.

      Y yo no creo que porque lo diga él va a tener más razón. La tiene, y tiene también notoriedad para que sea bueno que lo diga. Y credibilidad, por venir de la izquierda (ese mismo discurso es inaceptable viniendo de la derecha en este país de tertulianos y de brocha gorda). Y ayuda mucho que esté muy bien escrito.

      Buen post!

      ResponderEliminar
    5. A mí me gustó el jinete polaco, o eso creo.

      La de la noche de los tiempos me pareció pesada. Creo que es mejor articulista y ensayista que novelista.

      Este libro me gustó bastante. Está muy bien escrito y merece la pena, aunque sea doloroso, echar la vista atrás para entender lo que se nos ha venido encima.

      ResponderEliminar
    6. Elitista conservador, es lo más bonito que me han dicho hoy.

      ResponderEliminar
    7. Esta estuve a punto el otro día, pero me dió pereza el olor a crisis, y la dejé para pasado mañana.

      Ahora estoy acabando Un viejo que leía novelas de amor (yo creo que a ti te va a gustar) y luego me leeré la que dices de Los misterios de Madrid, que la has puesto muy bien. Luego ya leeré ésta que comentas.

      De Mendoza comencé hace muchos años con El laberinto de las aceitunas. Me apunto el del Caso Savolta también.

      ResponderEliminar
    8. Mire usté, que me da esa cosa de la vergüenza de comentar en este post tan de leídos, cosa que no soy al nivel de decir de Muñoz molina me he leído (yo mayormente me he leído mucho código fuente).
      Pero buena crítica, gracias por traerla. Como que me dan ganas de ponerme a leer esto, a ver si lo hago antes de que se me pasen.
      Ps: Alguna idea me hago sobre el fuero aragnés, pero no acabo de entender cual es la diferencia tan cabal que se ñalas.
      Ps 2: Pues sí, si señalara nombres la cosa ganaría un mogollón. Hasta lo podría recomendar en la pelu, no le digo a vd más.

      ResponderEliminar
    9. Perdón, el comentario anterior es mío, que soy una manazas. Un saludo.

      ResponderEliminar
    10. Ay, lo olvidé "no sé porque compré el libro" no, es por qué compré el libro. Ji, ji, ji.

      ResponderEliminar
    11. Pseudo y Carmen os odio (a carmen ya se lo tuiteee) por que por vuesttra culpa ya me he comprado Beltenebros, como siga en esta adición alas compras impulsivas de libros mis hijos se van a morir de hambre y mi mujer me va aechar de casa. Frase de la nuera de la consuelo "para que leches te pediste el ebook si desde que lo tienes te compras el doble de libros en papel"·
      Teresa, pues yo que a este hombre nunca lo he tenido entre mis favoritos poco a poco van cayendo.
      Moli lo de NY ya es para mi como una tortura porque NO ME QUIEREN LLEVAR y entonces lo unico que hago es ponerme los dientes largos cuando leo esos libros. He comprobado que lo tengo en digital.
      ND me hubiera jugaso algo a que te gustaba el jinete polaco... lo tuyo es adicción al los lafrillos ¿alguna vez te has leido un libro de menos de 700 paginas? ;)
      HermanoE te veo ultimamente con la guardia baja y alicaido !animo hombre!
      Tita a mi es que el primer Mendoza (La ciudad... caso savolta, la cripta, el laberinto y el tocador...) me gustan muuuuuuuucho y me rio mucho, también me rio con el pomponio flato. Los ultimos como el del enredo más flojico y el del planeta no me lo he leido, lo tengo esperando.

      Los misterios se lee en un pis pas,. No es la obra del siglo pero me lo pase muy bien leyendolo, tiene un aire a mendoza.-

      ResponderEliminar
    12. Xaquí como no te vas a liar teniendo como lectura de noche los códigos fuente... a mi las pocas veces que me toca meterles mano, sufro pequeños ataques y pesadillas nocturnas.

      De los fueros: mujer no es lo miso basar una ley en los antecedentes legislativos y más cuando son del nivel del derecho forales aragones, que basarlos "en una voluntad de sentir" cuasi mitologica. Eso no significa reivindicar nada, es más, si algo me declaro es antinacionalista, pero las leyes que no tienen en cuenta sus antecedentes son como los arboles sin raices que caen a la primera de cambio.
      Se aggradecen las correcciones, esto me pasa por publicar sin corregir.

      ResponderEliminar
    13. Precisión 1: no me importa leer obras de grandes autores, aunque sean fascistas, nazis o lo que sean. Leo su obra literaria y no sus panfletos.

      Pero no estoy dispuesto a leer la obra de un pesado aburrido que se me cayó de las manos dos veces. Leía sus artículos, pero no son literatura y lo he boicoteado por aceptar el premio Jerusalén, contra el criterio de decenas de premios Nobel y centenares de escritores, que le recordaban quiénes le concedían ese premio.

      ResponderEliminar
    14. Tita te he hecho caso, y me acabo de terminar El viejo que leia novelas de amor.
      Me ha gustado, pero con lo bien que escribe y la de hilos que tenía la historia par seguir se me ha quedado un poco en coitus interuptus.
      Pero que sepas que me ha gustado mucho.

      Sr NaN coincido con usted en que sus artículos son bastante coñazo y sus novelas irregulares pero tampoco voy a liquidarlo por recibir un premio de los israelies.
      Que por cierto desconocia absolutamente.

      ResponderEliminar
    15. Me alegro que te haya gustado. Me dejó la misma sensación que a ti, tenía para muchicientas páginas más ¿Te recordó un poco a El amor en los tiempos del cólera?

      Lo mismo es un poco vaguete, como Enric González, que parece aperitivo, nunca te sacias.

      En brevo Todo lo que era sólido. Acabo de terminar uno de su mujer, Elvira Lindo, sobre N.Y: Lugares que no quiero compartir con nadie. Se justifica mucho, pero me ha gustado como al final comparte su visión de la ciudad.

      Ahora me estoy descojonando con Cómo no ser una dramamamá

      ResponderEliminar
    16. Pues si la verdad es que si me recordó al amor en los tiempos del colera. Ese último capitulo del amor sniffffffff que preciosidad.
      Acabo de comprobar en la wikipedia que se llevan a penas 3 años entre un libro y otro. El del viejo es posterior del 88.

      ResponderEliminar
    17. Hola, me permito comentar tu entrada acerca del libro "Todo lo que era sólido" coincido contigo en la descripción del libro. De hecho haré una entrada en mi blog al respecto. A mí me gustó mucho el capítulo 5 en el que describía los delirios de un empresario valenciano en N York y el capítulo 6 que parece más bien un relato corto. Magnífica la descripción que hace la gente importante cuando se relaciona con la plebe. Creo que la crítica que hace a los estatutos de autonomía (incluido el de Aragón tienen su fundamento) y la puntualizacion que haces sobre su página 78 aunque defiedes al gobierno de idiotas frente a una dictadura, creo que siempre que se pueda hay que optar por lo mejor, es decir un gobierno elegido democraticamente formado por gente capaz y sobre todo, como se desprendende la lectura del libro, de gente con ÉTICA en mayúsculas. Enhorabuena por la entrada.

      ResponderEliminar
    18. Os aconsejo En ausencia de Blanca si queréis leer un libro que en pocas páginas, muy bien escrito, cuenta una historia interesante con un retrato minucioso de los dos personajes con reminiscencias del Jaén que AMM vivió.

      ResponderEliminar
    19. De todo lo que leí de AMM este es el q más me gustó.Los otros son bastante pesados de digerir (actualmente ya no me obligo a terminar los libros q empiezo), sus descripciones en narrativa son eternas aunque en Ventanas de Manhattan las disfruté como un repaso de una estancia en esa ciudad.Mucho más digerible en ensayo que en novela.

      ResponderEliminar

    .

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...