martes, 23 de mayo de 2017

¿Para qué sirve una foto en el blog?


A veces tengo que escribir y una extraña sensación se me come. Ya no es la frescura de los primeros post cuando el blog se tomaba como un verdadero diario y comprendías que de cada diez entradas solo una estaría bien escrita; y además era lógico y además daba igual. 
Ahora se te ocurren mil ideas, pero las dejas anotadas en un cuaderno para cuando tengas tiempo y así intentar redactar el post graciosillo y brillante de aplausos mil. Pero un día deja paso al siguiente y uno por cansancio y otro por desidia los apuntes se van desgastando y la gran idea se queda en espuma. Y claro, ves moririse el blog, boqueando, demandando atención, pidiendo a gritos tres lineas para no desfallecer por inanición. Y te da pena.
Piensas en hacer el post del viaje a Badajoz de hace un par de semanas y de cuando mi señora en lugar de meterse en la recepción se metió despistada en el bingo de al lado pidiendo las llaves de la habitación. Y piensas que novelandolo un poco y recurriendo a alguna anecdota similar anterior pudiera quedar majico...como cuando hace años a las seis de la mañana y con un carro de niño en lugar de hacer la fila para la farmacia, se confundió y eligió la cola del afterhour de al lado; con el consiguiente cachondeo de los colegas de la cresta del bareto.
Tampoco estaría mal uno de esos capitulos de viajes, recomendando los restaurantes en los que estuvimos. (Bueno recomendación de varias estrellas para el Casa Damian en la plaza de Portugal. Sitio modesto y Sensacional!!)  o la impresionante Libreria Universitas.
Después ya que estabamos por Extremadura pa Lisboa que nos fuimos. Y con nuestro tradicional y atipico modo de viajar de no mirar nada de nada de a dónde vamos. Podría escribir uno de esos post de "3 dias en Lisboa para gente que no se prepara el viaje". Y que con Venecia tanto exito logró.
Pero en fin, como la vagancia se me apodera, lo laboral me embadurna las ideas y el cuarentismo se me come por los pies. Pillo un par de fotos de las que hice, las pongo al principio y al final y dejo lo de escribir un post para otro rato. 
Quizá para eso sirvan las fotos en un blog ¿no?.  Anda!! pero si ya he escrito el post sin darme cuenta.


jueves, 4 de mayo de 2017

El antidoto contra los anuncios de Securitas Direct

Se largaba el otro dia la afamada Molinos una diatriba sangrienta en forma de post contra los anuncios "jode mañanas" de Securitas Direct. Y tenía razón, porque las mañanas son ese momento de desayuno pocholín que todos desarrollamos en nuestra amplia cocina tipo serie de miliquito donde confluye el amor matuitino y familiar, el silencio y la concordia de un nuevo dia que empieza.
 turururu!!

En mi rellano confluimos mi cuñada y un servidor (cada uno en su casa) y hay dias que rezamos para que ningún vecino atemorizado le haya dado por llamar a la fiscalia de menores para retirarnos la custodia de nuestros respectivos herederos. A eso de las ocho y media llueven las hostias, insultos, vejaciones a la infancia, ya has dado tres alaridos del tipo "no llegamos joderrrr o te pones los calcetines de una p.vez o te vas al cole descalzo" y lindezas semejantes propias de personas comedidas como el que firma y la contraparte. Cada uno tenemos nuestro método: mi cuñada es más partidaria de la agresión verbal a sus hijas y yo mucho más del capón de refilon collejero a los mios como metodo para fomentar el arranque. Hay que decir que nuestros respectivos conyuges (y hermanos entre si) ya hace unas horas que han abandonado el hogar familiar, ellos dicen que para lograr las habichuelas que nos alimentan, nosotros mantenemos que como huida para eludir sus deberes paternofiliales matutinos.

Pues ya estás en el coche, pones la radio dispuesto a emprender la competición esquivalentos,  mecaguenelputotranvia, mesaltoestesemaforoquepilloelsiguiente, peroquecojoneshaceelpolicialocal...  Y qué os voy a decir, en ese cuarto de hora se agradece que la gente cuente chorradas en la radio que te distraiga. No quiero tertulias,nada de Trump salvo que hablen de Melania y justo cuando Mar Amate y Javi Nieves están contando la chorradica  graciosa que le ha pasado a un chino mandarín, justo entonces, aparece la tontalosgüebos de la fulana a la que llama su madre porque se ha encontrado la casa abierta y se va a coger treinta dias de baja y todo por no tener la alarma Securitas Direct.

He llegado al odio tan radical contra Securitas Direct que he tenido que buscar una solución. Y la solución ha sido... !!seleccionar el contra anuncio!!. Es decir un anuncio que me haga de antidoto contra los agoreros cenizos de las alarmitas. Donde fluya el amor y la merenguez a raudales. Ya sé que a partir de este momento mi prestigio ganado por sesudos e intensos post sobre la esencia de la vida y reseñas de libros descatalogados va a hundirse indefectiblemente, porque el anuncio seleccionado es:
el de Gotas de Brillo de Johnson&Johnson. siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii ese ese

Con gotas de brillo, te diviertes en el baño
burbujas pajaritos te miran al pasar
Oh princesa que pelo mas bonito tienes
Sales a jugar y tu pelo brilla más.

Escuchadme, mano de santo, que a la abuela le han robado la pensión... tu a voz en grito te cantas: "burbujas pajaritos te miran al pasar... Que además el ladrón le ha quitado el marco de plata de su difunto marido pues animas a los chicos...gotas de brillo te diviertes en el baño. Y así hasta desactivar la maldad innata que subyace en los securitas de las narices.

Probadlo os pongo el anuncio. Infalible: Lo tengo también en portugués que da pinta como mas de bossa latina.

Español
 
Brasileño


Tal es mi admiracion y agradecimiento que me he dedicado a saber quienes eran los creativos y de donde venía dicha canción. La musica parece ser que la ha adaptado una empresa que se llama Konga y proviene de una canción llamada Kitty del año 79 creada y cantada por Smash and Grab que los conoceran en su casa a la hora de cenar. Pero bueno, luego ha sido una canción muy versionada porque la MTV o alguna de estas cadenas que en mi casa están detras del DKISS (es decir el finis terrae de la tele) la adoptó como sintonia de cabecera para sus anuncios, pasó a llamarse Mickie, la bailaba una tal Toni Basil que debió ser la sensación ochentera del momento.
Tras bailarla millones de animadoras de baloncesto serie americana universitaria pufffffffff ( un ejemplo ) luego saltó el charco y se ha hecho una versión made in spain hace no mucho, que es el antecedente directo  del anuncio. El grupo se llama Sweet california que a mi me suena a esos grupos de chicas Disney Chanel que al principio van modositas super monas y que casi sientes pecado al (ad) mirar su tierna adolescencia (como hanna montana) y que luego se convierten en unas despendoladas Mileys Cyrus que ya no dejan ni el placer de la tentación y la insinuación. La versión y el video me gustan así que os lo pongo.



Venga animo todos a cantar Burbujas pajaritos te miran al pasar. Lilili!!
Animo y muerte a los anuncios de securitas Direct entre todos lo lograremos,.

sábado, 15 de abril de 2017

Endecasilabos en un tuit

Tu me llamas amor yo cojo un taxi
Si tu me dices ven lo dejo todo
Te doy una cancion de madrugada
endecasilabos de cinco besos
y un tuit.

viernes, 31 de marzo de 2017

Cuando llega la bajamar

Vivo en tiempos de extrañeza, de horas atrasadas y sed de blog. Miro lo que me rodea con ojos de niño chico, con la estupefacción primera que pinta nuestra adolescencia ante lo que no entendemos y que seguiremos sin entender cuando crezcamos y descubramos que simplemente no tenía sentido. 
Quisiera escribir de mil temas y de ninguno. Miro a la izquierda de lo que leo y a la derecha de lo que trabajo buscando inspiración. Miro el espacio casposo que me rodea y sus partidas de trileros con cartas marcadas, escucho millones de palabras huecas retroiluminadas, efectistas que solo contribuyen a hacer aparente lo evidente. O sea nada. 
Me gustaría tener un algoritmo que me intuyera con acierto como las daily mix del spotify, y que me dictara lo que corresponda cuando las musas sean solo una parada del metro naranja. Y es que este noviembre ha sido demasiado largo. 
En muchas de estas tardes en las que la tibieza se hace princesa durante el interregno entre el invierno y el soponcio, me recreo pensando que esto de escribir solo hace lindero con la pedantería y el solipsismo, tan solo eso; y dejo de atribuirle poderes esotéricos ni vocaciones libertadoras que no tiene. 
Y es que escribir en voz alta es tan solo la forma contemporánea de demandar besos como cuando entrabas en el bar a enrollarte con quien fuera tan solo para saberte o cuando ahora de mayor, vendes tus horas a cuarto y mitad para pagar el coche que te lleva al trabajo. 
Miro la bajamar de estos días sentado en el malecón, imaginando igual que Ismael la parte acuática del mundo. Tanto la he repudiado que temo el tiempo en que la añore: ese tiempo en el que me pare ante tiendas de ataúdes soñando con cruzadas en países lejanos, ese tiempo en el que ande tan cabreado con el mundo que pisotee el bombin de adlateres que gastan su decencia en Fuerteventura en los yates de especuladores, proxenetas y vendedores de armas. 
No veáis en estas líneas banderas blancas, tan solo cansancio. No veáis barcos hundidos tan solo sobrevivientes ilusionados con quemar los pecios de la nave vieja para hacer sardinas en islas desiertas.
Voy a coger aire, gritar fuerte, callar mas rato para que me deje el tiempo bastante para seguir escribiendo.

jueves, 16 de marzo de 2017

Luis Sepulveda. Opinión, admiración y banderas rotas

Luis Sepulveda ha conseguido escribir un libro solo. Sus cuentos, todos sus cuentos, se unen y se refieren, dictan el mismo argumento siempre, están hechos con los mismos mimbres. Luis Sepúlveda escribe del sur, el sur de los que siempre pierden las guerras y ganan las razones, el sur de las banderas rotas.
Consigue sin quererlo que sus paisajes se parezcan a sus novelas, a sus cuentos, a su poesía disfrazada de prosa. Porque esa sombra de lo que fuimos, de lo que quisimos, por lo que luchamos y perdimos, esa sombra digo, va uniendo las aventuras y los desencuentros, las noticias del sur y los diarios sentimentales, los viejos y los perros que siempre salen en sus novelas, el amor de trinchera.
Y la memoria, siempre la memoria, la de Verónica que se diluye en el dolor y en la tortura para no tener que llorar más fuerte. La memoria del abuelo en tierra de fuego. La memoria histórica que no es sino la desmemoria como tributo a pagar por la paz. Porque en última instancia todos cambiamos nuestros nombres a lo largo de nuestra vida aunque en el dni siga poniendo el mismo. Quizás todos terminemos exiliándonos en la patria de nuestros recuerdos.
Sepúlveda escribe de trenes en su último viaje, de la ilusión de poner en marcha viejas locomotoras. Los trenes como rebelión contra los invasores, como argumento para revivir en medio del desierto, como escapatoria cuando los generales rompen sus espejos; el tren del niño que prefiere siempre ponerse del lado del ladrón que del policía, es decir, del guerrillero antes que del imperio en la simbología mítica de nuestro chileno alemán, de nuestro asturiano patagón..
Sepulveda escribe de amor en la batalla, ding dong ding y escribe de Ahab aunque parezca que hable de Moby Dick y sus ballenas. Porque también la izquierda anda sobrada de generales, de locos que embarcan a sus pueblos en viajes temerarios hacia utopías vestidas de uniforme aunque sea de rojo.
He puesto sobre mi mesa todas las banderas rotas que cantaba mi paisano Labordeta para reivindicar la honradez de los perdedores. Quiere contar historias de héroes cotidianos, los niños que ya no salen en la foto de las favelas, delincuentes que pierden su nombre en el mundo del fin del mundo, donde es más importante una historia bien contada que una historia verdadera, donde no se pregunta porque se han olvidado casi todas las respuestas.
Me he leído de trago otros cinco libros del chileno y ando resacoso; con esa dulce resaca adúltera de las noches eventuales e imposibles. Realismo mágico contemporáneo, beber Jack Daniels, leer a León Felipe, perder guerras. Todos los exilios duran demasiado y todas sus novelas se me hacen demasiado cortas, porque querría nunca dejar de leerlas.
Desencuentros, La lampara de Aladino, Ultimas noticias del sur, Historias de aquí y de alla, Nombre de torero. Algunas me han gustado más que otras, algunas mucho, algunas sobran, pero en mi recuerdo todas han perdido sus fronteras porque se me aparecen como un libro solo, único, maravilloso y genial.


miércoles, 8 de marzo de 2017

Un libro de Sepúlveda y 7 fotos de marzo

Siete fotos
un frio atardecer de marzo
dos comidas de chapeau
mil doscientos besos
algún amor
mañanas de golportero en la playa
y un libro de Sepulveda
don Luis,
que escribe
como me gustaría escribir a mí
cuando sea mayor.

*********************************








.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...