miércoles, 20 de marzo de 2013

Sueños en bossa nova desde un comentario

Vine  del post anterior
Oir a Carminho es siempre una delicia. Yo la descubrí de la mano de Alborán cantando Perdóname que es una canción de una dulzura tan envolvente que te amansa. Canta Fado, esa música que hay que escuchar el segundo después de que te rompan el corazón o te abofetee la vida. A mi no me gusta mucho porque me duele demasiado.
Chico Buarque es otra cosa, es bossa nova y eso ya son palabras mayores, acordes imposibles que se quedan colgando de la melancolía y que de manera irremediable me traen recuerdos de los bares de Rio y de las noches en Niteroi.
Chico Buarque es del grupo de los que tocaron en el bareto bonaerense de la Fusa, el gran Vinicius, Maria Betanha y Toquinho. Tengo una grabación, que he desgastado a fuerza de oírla, de aquellos conciertos en los que la nueva canción brasileña salió del armario y entre whiskys, mujeres y madrugadas se dio a conocer al mundo.
Escuché a Toquinho en un concierto de julio del 2008 con la luna llena durmiéndose a las orillas del Ebro, y es el recuerdo que creo que me quedará para siempre de aquella loa al pladur que fue la expo.
Es un ejercicio de memoria más añoroso que recontar amores adolescentes, el de saber el porqué te empezó a gustar un determinado estilo de música, a mi la bossa me enganchó definitivamente en las noches de estudio oyendo en radio3 “Cuando los elefantes sueñan con la música” de Carlos Galilea, de hecho está canción de Carolina, la descubrí el otro día escondida en un postcast del programa.
Durante muchos años escuchaba la música brasileira y soñaba con el Pan de Azucar, Ipanema, y los Arcos de Lapa bajo la voz de Caetano como el que sueña de pequeño con ser aventurero, médico o futbolista, sin reparar en lo imposible del sueño. Luego la vida te lleva por pasadizos inesperados al otro lado del espejo y de repente me vi allí varios viajes por trabajo; reconozco que hubo momentos que estaba tan emocionado que me saltaron lágrimas al ser consciente de donde estaba.
No me entretengo, ya he hablado varias veces de los viajes y las impresiones de allí. A ver si reengancho con la sana costumbre de cuentear en utópico y pinto historietas imposibles de amor saliendo del Rio Scenarium en Lapa o besos prometidos tras un concierto de choro en una playa de Niteroi.
Pues nada a esto hemos llegado partiendo de querer contestar comentarios al post anterior y que visto que me ha quedado largo lo cuelgo como una nueva muestra de cortapega retro de lo que fui.

9 comentarios:

  1. Hola Jose Luis cuanto tiempo!!
    pa tocar estas canciones con guitarra hay que saber un mogollón o tener en cada mano diez dedos para poder llegar a los acordes, cejillass, majs7 y similares.

    yo estoy empezando, ahora lo alterno con el piano... por lo que voy mas lento pero vamos que me lo paso de miedo y estoy enganchadisimo que es lo importante.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. El piano tampoco es fácil, no hay cejillas pero sí diez dedos, dos manos, dos claves... y los maj7, m7, m7b5 y alt b9 #9 también los encontrarás. En fin, un mundo que empiezas a disfrutar, creo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Segundo intento. ¿Por qué es todo tan difícil en Blogger?

    Tenemos gustos parejos. Soy gran fan también de Vinicius, Toquinho y los programas de Carlos Galilea, pero los Fados me gustán tanto o más que la música brasileira, será que soy un nostálgico.

    Respecto a Carminho la conocí por la película Fados, de Saura. Sale en una escena donde "compite" con otros fadistas que están en una Casa de Fados. A pesar de su juventud demuestra una gran personalidad (no se quitó el aparato de los dientes para hacer la escena), y en mi opinión se come con patatas al resto de fadistas.

    http://youtu.be/KAIpy2RgpAo

    También en esa película sale otra gran cantante, Cuca Roseta, guapísima además como puedes ver.

    http://youtu.be/TdHb1hM2ETw

    ResponderEliminar
  5. Preciosa música. Me encanta contagiarme con los gustos musicales de las personas que me rodean. Un placer.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¿Qué te voy a contar?
    No puedo parar de llorar.
    Cada vez que voy a Lisboa intento convencer a algún compañero para oir "fados" en directo, y con esa sensibilidad que les caracteriza...se descojonan de verme llorar.
    Y de Río...Brasil...amor de mi vida...añoranza...melancolía...dolor....todo...nada...vacío...

    ResponderEliminar
  7. El disco de La Fusa es para mì, que como se sabe soy bicho que bebe en otras aguas más rock and roll, uno de los diez discos que me llevaría a una isla desierta. Queda claro, no?

    ResponderEliminar
  8. Hermano E ya veo que WordPress te ha robado el corazón!! Tras lo de reader creo que muchos te van a secundar.
    La bossanova y el choro siempre son mis refugios musicales en donde me pongo en zapatillas como si estuviera en mi casa. El fado me damuchíiiisma tristeza. Brillante descubrimiento en todos los sentidos la tal Cuca Roseta.

    Idoia a ver si los de spotify consiguen hacerlo mas red social es una gozada meterse en la lista de otra gente y ver lo que escuchan.

    Pseudo qué es de tu vida...!!??? preocupao me tienes por si te ha secuestrado algun grupo sedicioso y te ha llevado a la selva aislada del internet! Venga dales nuestra direccion que si no se pasan pagaremos rescate.

    Hans tardas en ponernos una lista con tus top ten que te llevarías a una playa desierta.... si me da el arranque igual me marco un post con eso que es una buena idea.

    Jose Luis estoy disfrutando un montón...pero quiero tocar solo lo que me gusta y lo que me gusta suele coincidir con lo imposible!

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...