jueves, 12 de enero de 2017

Pequeñas reseñas de mis libros del 2016

En el último post puse una lista con valoraciones de los 39 libros que me he leido en 2016. Cuando me leo listas en blogs ajenos, echo en falta un comentario breve, así que aunque sea mediante un post en diferido (que diría cospedal) hago un repaso rápido de los libros listados en el post anterior.

primero decir que han sido 15 novelas más 3 policiacas;8 libros de poesías, 3 de cuentos y 10 ensayos... en fin que ha sido un año bastantante ensayado y poco novelado.
Ha habido uno excelente (solo uno), 13 muy buenos, 18 que se dejan leer y 7 flojicos.

 **************

Empecé el año reencontrándome con Bascombe, me dio la impresión de ese amigo que dejas de ver al salir de la universidad y te lo encuentras muchos años después. Te cuenta cómo le va ahora y quieres quedar a tomar unas cañas para que te cuente lo del medio. Pues eso, me he comprado el dia de la independencia y accion de gracias cuando creía que tras el periodista deportivo no iba a leer nada mas de él. De eso tiene la culpa Francamente Frank.

En lo policiaco dos novedades Salem y Padura. Los dos me han gustado el primero con un toque más de humor sucio sin llegar a la brillantez de Atilano de gutierrez  Maluenda; el segundo por escribir y describir muy bien esa insularidad llamada cuba. También me leí el de los escorpiones de Lorenzo Silva; no es el mejor de la saga ni mucho menos ya lo conté en un post. Y puestos a sumar decepciones el de Eduardo Mendoza de la modelo, aunque leer a don Eduardo siempre es un lujo de precisión e ironía.

Me he zampado 10 ensayos. Me compré en el rastro los de mi profesor Manuel Ramírez que en sus último años siempre contaba lo mismo, pero siempre lo contaba excepcionalmente bien. Análisis de la historia de España a través de sus textos constitucionales. Y luego Por leer algo de la ideología de los nuevos partidos me leí el de Garicano por Ciudadanos y el de Moruno y Zizec por Podemos. Entre los tres me quedo sin duda con el de la fábrica del emprendedor de Moruno que no habla de fábricas ni de emprendedores, pero que subraya con tanto acierto como pésimo estilo literario la invasión de nuestras vidas ciudadanas por lo laboral.

He tardado dos años en leerme el ensayo de  Kahneman “Pensar rapido Pensar despacio”. Cuando lei a no sé qué nobel decir que era un libro que le había cambiado la visión de la vida, pensé que era una de esas felaciones de solapa a la que tan acostumbrados nos tienen las editoriales en sus fajines. Pero no exageraba. El libro es sensacional es al único al que le he puesto la nota máxima. ¿De qué trata? básicamente en mostrar el peligro que supone confiar en la intuición. Los hombres cogemos atajos epistemologicos llenos de sesgos para no pensar despacio. Habla de la dificultad que tenemos las personas en general para comprender la estadística lo que deriva en que tengamos una concepción del riesgo absolutamente falsaria. En este mismo sentido me he propuesto este año 2017 leerme los libros de Taleb.

Me lei a Garcia Montero que siempre es una delicia Un velero Bergantin es una serie de reflexiones sobre el escribir poético y lo poetas. Me gustó mucho. Y hablando de poesía me he leido 8 libros de poemas. Lo de la editorial Frida es toda una adicción para mi. Son la generación de los poetas tuiteros, que han conseguido lo que parecía imposible: que los jóvenes se gasten el dinero en libros de poesía. La valoración es desigual no solo entre autores, que también, sino entre poemas dentro del mismo libro.. Destacaría los follamantes de Salem por la originalidad y por supuesto a Pedro Andreu con una poesía triste y desgarrada de desamor que aunque a veces da bajonazos, en general tiene un tono particular y personal que me encanta. Ese tono que se intuye en su poesía explota violentamente en su novela El secadero de iguanas. Tan sensacional como peculiar. A Cuenca los seguía de los cowboys y me compre un libro suyo. Igual no fue en el mejor momento mío pero no me gusto nada  de nada.

Con los libros planetarios una de cal y otra de arena. Brillante la manera de narrar de la mama de Petra Delicado y fracaso estruendoso del pretencioso libro que quedó finalista la Isla de Alice. A vila-matas le di una oportunidad más, pero igualmente gatillazo. No le pillo la voz a este hombre, la verdad. No creo que lo intente más.

Ian Mc Ewan tiene la cualidad que se me olviden sus libros nada mas terminarlos, no es que no me guste, es que no se me quedan, que le voy a hacer. Y me estrené con Baricco muy recomendado pero no sé si recomendable. No me disgustó su Mr Gwyn dibuja imágenes brillantes pero al libro le falta peso.

Hay novelas que parecen libros de cuentos y libros de cuentos que parecen novelas. Entre los primeros el del bar de las grandes esperanzas. Precioso libro hecho de retazos relatados excepcionalmente. Y entre los libro de cuentos que parecen novelas los de Lucia Berlin y Carver. Haced el experimento de leerlos a la vez y pasada una semana intentar saber cual es de cada quien. Para mi escriben en el mismo registro. Son cuentos sin argumento. Vistos en conjunto es como si te hubieras leído una novela en lugar de treinta cuentos. Y que conste que no digo que no me hayan gustado, pero me cansó.

Dos libros a destacar muy mucho de los que me he leído este año. El de mi compatriota Martinez de Pisón El dia de mañana; quedo pendiente de seguir con él, de lo mejor de este año y el de Buzzati El desierto de los tartaros. Este último lo empecé porque lo citaba Silva en su última policiaca y es tan desasosegante como magistral. Siguiendo en este párrafo con los libros que mas me han gustado aporto Cinco esquinas, pero ya saben ustedes amados lectores que con Vargas Llosa, gabo y Sepulveda no soy objetivo.

De Felix Romeo no había leído nada, me recomendaron Amarillo, y es un libro corto de una profundidad que da vertigo. También tocando la novela psicologica pero un peldaño por abajo está el de Giralt Torrente Tiempo de Vida peleandose con la sobra de su padre, o sea con la suya propia. Y puestos a profundizar en lo humano Rabos de Lagartija, Marsé como siempre genial. Este libro solo lo puede escribir un maestro como él en cualquier otro seria incomprensible.

Mi relación con los divulgadores punsetianos siempre es contradictoria. Como mayor exponente Malcolm Gladwell del que me he leído libros tan interesantes como The tipping point. Este año me lei Los fuera de serie, bien pero sin exagerar. En estos de autoayuda Management siempre se recomienda El arte de la guerra. No me ha gustado nada de nada ni en el fondo, ni en la forma. Puestos a la literatura de aforismos leer los aflorismos del maestro Castilla del Pino y dejad al chino este en paz.

Para finalizar mi primera inmersión en Borges. Cada cuento es como leer cinco libros. Incompatible con la leve lectura veraniega. Aun me queda algún cuento que leer y muchos que entender de Ficciones. Ahora bien los que he leído y entendido me han fascinado.

Eso, eso eso es todo amigos.

PD-. Igual echais en falta el del camaleón soltero de Cela. Pero es que los  de articulos me los voy leyendo  trocicos para no empalagarme. Lo miso le pasa altiempo reversible de umbral.

Volver a la lista donde están enumerados todos

5 comentarios:

  1. ¿No has leído "Seda" de Baricco?...para mi es un imprescindible y el único que me ha gustado del autor(no me he leído el de Mr Gwyn.
    De Martinez de Pisón solo me he leído "Dientes de leche" así que leeré "el día de mañana".
    En "Ficciones " puedo reconocer la genialidad pero no me gusta/entretiene.
    Estoy con "Un trozo de corazón" de Ford porque "el periodista deportivo" me dejó como a medias.
    Me anoto "el secadero de las iguanas" porque me encanta el título.
    Haz caso a VIveiro y léete "Patria" ya,

    ResponderEliminar
  2. Hooooola Pseudo
    Bastante de acuerdo en lo que dices de Borges. Son densiiiiisimos y algunos para mi directamente incomprensibles, será que estoy poco estudiado.Ahora bien al que le pillas el aire es cojonudo.

    A Baricco me lo recomendaron varias comentaristas. No me disgustó pero me pareció trivial.Si dices que seda es recomendable lo meteremos entre medio de alguna lectura, pero la verdad es que solo por Mr Gwyn yo no me hubiera leido mas.

    Dientes de leche lo tengo en papel a la espera. Como me gustó tanto el del dia de mañana me dio uno de mis arrebatos consumistas y me compre tres o cuatro más de él.

    De Ford ya he hablado Bascombe, como dices en tu post, para mi crece en el recuerdo. El mismo concepto de la vida como periodita deportivo, conviviendo con la instranscendencia o la importancia efimera para ser más exactos ya me parece muy destacable.En Francamente Frank, Bascombre está de vuelta ya. Es la vida después de que pasa la tormenta. Me sorprendió para bien, así que tengo los dos del medio pendientes además de el de Canada que tu recomeiendas siempre.

    El de secadero de iguanas es peculiar. Me imagino que leiste el post que escribí. Ya dijo nuestra comun amiga Ther la impresión de rareza que genera Pedro Andreu. Pero para mi es quizá el mayor de sus atractivos.

    ResponderEliminar
  3. Ya estoy con Patria. Todavía me reservo opinión.
    Pero lo he intercalado con Ultimas noticias del Sur de nuestro adorado Sepulveda. Que grandiiiiiiisimo libro el de Sepulveda. Lo recomendó molinos en 2012,
    en aquel post mio
    en el que nos contesto el autor. Y el otro dia me topé con el libro en la biblio y no me pude resistir.
    Tenemos que hacer un post conjunto de los que nos hemos leido de Sepulveda.

    Besos mil.

    ResponderEliminar
  4. Me acabé ayer "Últimas noticias del Sur".
    Por fin no vamos con el pie "cambiao".
    Envidio tu memoria.

    ResponderEliminar
  5. A mi Carver me gusta... mucho. Prueba con "Si me necesitas llámame", no creo que lo puedas confundir con Lucía Berlín ( que también me gusta)
    De Baricco, com pseudo, solo "Seda" me gustó, igual que de Ian Mc Ewan solo guardo buen recuerdo de "Amsterdam".
    Richard Ford me produce cierta angustia, no me preguntes por qué.
    De Borges he leído poco, pero lo poco me ha gustado, así que probaré
    Y con Sánchez Arévalo, cuesta ser objetiva, a mi si leyendo me hacen sonreir unas cuantas veces, me ganan, y ese hombre consigue hacerme sonreir siempre, aunque con sus películas más.
    Me apunto Salem y Padura. ¿nada de Fred Vargas? la descubrí el año pasado y has ido un filón.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...