lunes, 24 de junio de 2019

Los 8 libros que me leo mientras leo 2666 de Bolaño


Mientras te lees 2666 de Roberto Bolaño te puedes leer la vida entera. Caes en el desasosiego, en el divertimento, en el aburrimiento, en la lectura recreada, en la divertida; a veces te rebuscas wikipediando nombres inventados creyendo que son reales y a veces te enganchas con barrios y vivencias que los mismo están en Mondragón que en Ciudad Juarez. Ya lo reconozco no puedo leerme un libro de más de 1000 páginas sin intercalar libros en medio, o sea que pegarte cinco meses para leerte este ladrillete, a mí me ha dado para mucho.
Entre tanto, he intentado intercalar algún post de los libros que me he leído, pero la apatía bloguera solo me permitía tomar algunas notas en mi cuaderno de tapas duras. Mal si escribes una chapucilla reseñosa para rellenar blog y mal si libros interesantes se te quedan en el limbo de la memoria efímer
Así que, esta madrugada insomne de procastinamiento dominical, saco mi Excel de libros leídos en 2019 y hago algunos apuntes de mis lecturas desde enero. (Lo que no impide que en algún momento pueda extenderme más con alguno de ellos).

1-. La riviere a l´anvers (Jean Claude Mourlevat) es un libro para niños de 12 años en francés que me he leído en solidaridad con mi pequeño que se lo tuvo que leer en enero. El libro responde con exactitud milimétrica al paradigma de los caminos del héroe que Joseph Campbell describió con sabiduría y en el que Lukas se basó para su guerra de galaxias y secuelas. Creo que un tal dios también lo utilizó para describir la vida de su personaje jesus en un best seller de máxima tirada llamado nuevo testamento (no os quiero espoilear pero al final le meten una clavada).
En el del franchute, el héroe está en su vida ordinaria, en este caso en la tienda de su pueblo. Un día asume un reto para salir de su hogar movido por una bella joven como Alonso Quijano y otros famosos protagonistas de road movie. Consulta con un viejo sabio que le ilustra en su misión, al fondo como siempre el mito de la inmortalidad y la justicia universal. Por el camino distintas historietas de sendas procelosas y peligros, personajes inspiradores y entretenidas aventuras llenas de metáforas (o parábolas): el rio que fluye al revés, el bosque del olvido, la pradera de las flores que traen recuerdos y los pequeños perfumistas que como siempre traen un retronasal a Suskind. A mi me gustó bastante la verdad, aunque el final esté forzadete en lo que podríamos llamar onanismo argumental o pajas mentales.
También en francés y por celetes de mi adolescente mayor a su hermano me leí uno de Saint-Exupery que tenía que leerse: Carta a un rehen. (Lettre à un otage). Es una tabarra intensa e insufrible. No entiendo como alguien puede hacer leer esto a críos de catorce años salvo que el profe quiera dárselas de notas o espantarlos de por vida de la lectura. Sin más.

2.-Dos libros de mujeres (no me atrevo a poner lectura femenina) donde las mujeres pueden encontrar más empatía con los personajes. Un amor de Alejandro Palomas y Todo el bien y todo el mar de Care Santos. A mi los personajes me caen bien o mal y eso me condiciona (primario que es uno) La personaja de Care Santos me cayó como el culo desde el principio y sin embargo la madre de Palomas es todo un amor como su nombre indica.
La de Care es una mujer moderna, triunfadora, “de hoy en día ” que le pone los cuernos a su amante con otro amante” y una desgracia en su casa de Madrid  le pilla en un hotel de Europa del Este mientras, patiabierta, le están haciendo un come come y está a punto de firmar un supercontrato como líder mundial de su profesión. Todo ello le hace reflexionar sobre su papel de madre y esposa y ser humano en general. A pesar de éste, mi resumen destroyer, el libro no está mal, tampoco es senasscional. Espero la segunda parte (estas jugarretas editoriales de libros partidos en dos me repatea, lo que manifestaré pirateando el libro y no como este que me lo compré legalmente en papel). Tenía ganas de leer algo de Care Santos. Le pongo un 6.5
Por otro lado está Un amor de Alejandro Palomas. Donde el feminismo y la plenitud de una mujer mayor, se plantea de una manera especial. Esa libertad de mandar al cretino del marido a tomar pol culo aunque nadie la entienda y cuando nadie lo espera. La lucha por sus hijos de una madre mayormente ciega, separada, autosuficiente… Comprendiéndoles disimulando sus defectos y resaltando sus virtudes, viviendo con ellos. Es un personaje sencillamente sensacional, te ries mucho y en algún momento también se escapa alguna lagrimilla. Más recomendable que el anterior. A este le pongo un 8.

3. Clavícula de Marta Sanz me ha desilusionado bastante. Es un poco realismo simplón, como el de Elvira Navarro en Los últimos días de Adelaida Garcia Morales. Relato de autocrónica de cómo escribió el libro. Un pasquín desordenado con ínfulas de making of y un poco sandez. Descubrirse a sí mismo a través de la hipocondría, saberse uno mismo por lo que te duele. Absolutamente prescindible incluso para hipocondriacos como yo. Un4 y va que se mata.

4. De viaje por los países socialistas de Garcia Marquez es uno de lo pocos que
me faltaban en mi propósito vital de leer todo del para mi el mejor escritor en español de todos los tiempos. Escribe fenomenal como siempre, es un librillo de su excursión por los países del este en la década de los 40. Momento complicado que se manifiesta en el Garcia marquez periodista. Es imposible que diga que un libro de Garacia marquez no me gusta, ahora bien, si queréis leer el mejor periodismo del colombiano esta en Entre cachacos que es un libros sencillamente excepcional. Este se puede leer y es cortico un 7.5

5. Finalmente me he reconciliado con Ray Loriga, tras su gatillazo con Rendición, un libro espantoso típico de entrega editorial para hacer caja. Ray Loriga publica una delicia como Sábado Domingo. Libro sencillo, muy bien escrito, en ese campo de la juventud que tanto le gusta, con un tono intimista del narrador, mostrando sus frustraciones, sus deseos. En ese punto en el que nuestra juventud no es lo que fue, sino lo que imaginamos que fue. Ya
sé que Ray Loriga es el de Prada de la izquierda, y que hay gente que no soporta verle el careto, da lo mimo olvidaros de su tabarrismo intenso. Yo me lo zampé de trago.No quiero comparar con jaramas, los ochenta son nuestros o alguno de Barba pero este es muy bueno. Leedlo le pongo un 8.89

6. A Si esto es un hombre de Primo Levy me cuesta despacharlo con un par de capotazos. Libro excelente que te parte la cara incluso a quienes como yo no nos gusta nada el tema de la segunda guerra mundial. Un libro que hace que nadie pueda ni quedarse cerca de la radiación de la extrema derecha y el nacionalismo. Ambos lacras del siglo pasado y quien sabe si de este.


Hasta aqui amigos, estas son las 8 novelas, de ensayo hay alguno más pero es que me entra el sueño. Comentad si os habéis leído alguno.

3 comentarios:

  1. Solo me he leído el de Palomas porque su madre(y como describe su paciencia con ella)me llegó con "Una madre" , fue el que más me gustó de los cuatro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooooola cuantos tiempos desbloguerizada... espero que todo bien.

      No conocía a Palomas y me gustó mucho. Leete el de Ray loriga creo que te gustará. El de primo levi es bueno pero durillo. Los demás prescindibles o como dice mi adolescente "sin más".
      Besos

      Eliminar
  2. El del primo Levi también lo he leído.
    Intentarlo con Loriga por tercera vez lo dejo para cuando no tenga más opciones.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...