sábado, 28 de septiembre de 2019

Las elecciones del 36 y el Frente popular. Mi visión tendenciosa de la cosa en 10 puntos.


A mi entender la culpa la tuvo Niceto, un presidente de la República pagado de sí mismo y tan inútil o más que Azaña.

1.-Niceto no quería que presidiera el Gobierno Gil Robles porque le tenía envidia y por eso le encomendó la faena a Lerroux que era un viejete corrupto dícese que populista radical. (A don Alejandro le pillaron con el extraperlo en el otoño del 35 pero le podían haber pillado en cualquier sitio y con cualquier tema. Y tuvo que dimitir). En aquel momento Niceto, en lugar de llamar a Gil Robles, borboneó una vez más y le encomendó el gobierno a Chapaprieta y luego a Portela. El primero un técnico que trató de poner orden en el caos y el segundo un masón incompetente al que solo Niceto veía con posibilidades de ser presidente. Niceto no se enteraba de nada, o no quería enterarse, y como no escuchaba a nadie más que a su propio ego, se empeñó en que la crisis se solventara por la vía del medio: o sea, disolviendo las cortes y mandando a España a las urnas otra vez en el 36. Los perdedores de las elecciones del 33 (Niceto y los socialistas) habian ignorado desde el principio el resultado  posiblemente las más limpias del periodo republicano, Niceto las ignoró eludiendo a Gil Robles y los socialistas montando el golpe de octubre del 34 y por eso ambos perdedores estuvieron de acuerdo en montar las del 36.

2.-Niceto disolvió pues las cortes en diciembre del 35 pensando ganar, ósea que ganara su candidato Portela (frente a la CEDA y los republicanos que aceptarían a Portela como mal menor). Pero perdió y le dieron pol culo a él y nos dieron pol culo a todos los españoles.  A las elecciones de 1936 se les ha acusado de fraudulentas. Es cierto que hubo un leve pucherazo pero entonces lo había siempre, yo creo que no fue lo significativo. Lo que pasó fue que las izquierdas impacientes o temerosas de los militares, ni siquiera esperaron a la segunda vuelta y entre medio se autoproclamaron ganadores quizás intentando emular el golpe de estado victorioso de abril del 31. Y eso no son formas.


3.- Paréntesis: Y es que en abril de 1931 no se cambió de régimen democráticamente, como nos han intentado vender, sino tomando a la democracia por excusa que no es exactamente lo mismo. Cosa distinta es que se tuviera que hacer y que las voluntades fueran las mejores, pero democrático aquello no fue. Don Niceto, siempre don Niceto, en santa compaña con Romanones y Marañón como representantes del pijerio madrileño y la supervisión de Sanjurjo y su guardia civil (ni un golpe de estado sin tricornio) pusieron al rey en la frontera “antes del atardecer ni un minuto más” tras las  elecciones municipales. Alfonsito equisiii acomplejado por su metedura de pata con Primo de Rivera, acató, pero no por democracia sino porque no le quedaron más cojones, dejando a la hemofílica británica y a sus churumbeles tirados en el palacio real.

4.-No hay que olvidar, para no caer en la tentación de interpretar las cosas por lo que vino después, que los comunistas y falange no eran absolutamente nadie antes de la primavera del 36 (no fueron unas elecciones entre comunistas y falange). El frente popular nació republicano antes que de izquierdas en casa del intrigante abogado de la progresía madrileña Sanchez Román. Allí se montó junto con Azaña acojonado por la represión del intento de golpe de estado del 34 (bueno, acojonado siempre) y con el bueno de Martínez Barrio (masón y quizá el mejor político republicano) quien tenía miedo a que se repitieran los resultados democráticos (pero antirepublicanos) de noviembre del 33, elecciones que él mismo había organizado como jefe de gobierno.

5-.Fueron los comunistas, en esa marrullería tan característica suya, quienes sin ser nadie más tajada sacaron del disparate frentista del 36 y se lo apropiaron. Primero convencieron al nefasto sindicalista Largo Caballero de que el primo soviético de zumosol le vería como presidente (al final lo fue) si conseguía incorporar a los socialistas al frente popular (polculizando a Prieto que andaba repartiéndose la tarta antes de comprarla con Azaña). Y en segundo lugar no dejando salida a troskistas y anarquistas. Decir que a los primeros, los comunistas los acabarían desollando (no lo digo metafóricamente, a Andreu Nin lo desollaron vivo los propios comunistas tras los acontecimientos de mayo del 37) y de los anarquistas con obtener su silencio electoral bastaba luego ya verían que hacían con ellos.
 
6.-La derecha, por su parte, era esclava de su mitología de crucifijo y misal y su querencia irracional por un cirujano de hierro que arreglara esto en dos patadas. Por una parte estaban los hijos putativos de Herrera Oria y sus curicas manospajillas representados por Gil Robles y de otra una cuadrilla de "enfermos mentales con uniforme" conocidos como africanistas que derrota a derrota habían desarrollado un odio visceral a todos los políticos a quienes echaban la culpa de su propia incompetencia militar (No confundir estos militares con todos los militares). Entre medio había nacido un par de poetas patrioteros uno era el hijo de Primo de Ribera y el otro, Calvo Sotelo, que no era hijo pero se había criado en las aldas del puterillo dictador jerezano. (La derecha medio racional republicana representada por Maura, Ortega y Ossorio andaban llorando su desgracia y abandono por las esquinas de la intelectualidad como siempre frustrada y protestona pero poco eficiente). 

Como Azaña y su tropa de pijitos progres madrileños eran tontos de capirote se habían empeñado en asentar la creencia de que Gil Robles, Calvo Sotelo o Jose Antonio eran Hittler, Dollfus o Mussolini en persona versión local. No digo que las JAP no tuvieran tendencias filofascistas o que Calvo Sotelo no estuviera imbuido por el pensamiento poético-político de Maurras, ni que Jose Antonio con el corazón mancillado por el abandono de mi vecina la duquesa de Villahermosa no tuviera exaltaciones totalitarias, sino que el verdadero peligro venía de los militares excéntricos sufragados por las fortunas rancias y piratescas nacionales y extranjeras (March y Romanones entre otros). Al frente popular (como ahora) le venía de perlas construirse un enemigo político interno con cara fascista, resucitar muertos y hacer paralelismo con lo que estaba pasando en Austria o Alemania… pero lo cierto es que, el verdadero enemigo lo tenían en sus cuarteles marroquies y en los tocapelotas de Londres y Moscú que querían reventar España para luego revender en su beneficio los pecios del naufragio.



7.-El frente popular ganó las elecciones de 1936. En España el sistema electoral siempre se adereza (ahora también) con un caciquismo rural, el encasillamiento o cunerismo (o sea poner a los listillos de Madrid en candidaturas ganadoras de provincia con las que nada tienen que ver) y una tendencia estrafalaria a coaliciones de afinidad estrambótica con la única finalidad de obtener un diputadillo que nos defienda en la carrera de sanjerónimo los asuntillos locales. Yo no sé si hubo pucherazo, pero no creo relevante el movimiento de algunos votos en un sistema electoral de por sí tan discutible como el republicano . Se dio ganador al frente popular (47% a 46,5%) y a este le correspondió gobernar. Como eran candidaturas y alianzas diferentes en cada sitio no existe unanimidad sobre asignación a un frente u otro.

8.- Pero ya sabemos que la izquierda (igual también la derecha), cuando gana las elecciones tiene una tendencia a apropiarse de las instituciones que no estaban en juego. Como nos ha votado “el pueblo” tenemos derecho a nombrar a nuestros jueces, digitalizar a nuestros altos funcionarios y en este caso en la republica, no solo a ocupar la presidencia del gobierno sino también a asaltar la jefatura del estado (en este caso la presidencia de la república). Así que ni cortos ni perezosos, apenas dos meses después de la victoria electoral, el nefasto Azaña pone de patitas en la calle al más nefasto Alcala-Zamora y se sienta en el trono. Se apoya para ello en el art 81 de la constitución republicana, uno de los textos legales más catastróficos que haya alumbrado nuestra ya de por sí creativa historia constitucional. Dicen que el hijoputa de Romanones al salir don Niceto le dijo “le damos hasta el anochecer ni un minuto más” que es lo que éste le había dicho al monarca decapitado la noche de 14 de abril del 31

9-.La jugada a Azaña le salió regular tirando a mal. El había previsto que ganadas las elecciones y guillotinado Alcala-Zamora pondría a Prieto, aunque socialista afin, en la jefatura del gobierno mientras el reinaba como la única persona inteligente de España que era o se creía.Pero al socialista Prieto no le sacaron los fascistas (al menos los fascistas de derechas) sino que le sacaron los socialistas caballeristas a pedradas igual que hicieron en Ejea de los caballeros en mayo del 36 (a mi actual presidente el socialista Lamban los sexadores de demócratas lo dilapidaron por recordar este hecho de su pueblo en twiter). Así que Azaña se quedó compuesto y sin novio (juro que no hay ironía homófoba en este simil) y tuvo que recurrir a Casares Quiroga el que, hasta el 28 de abril de este año, ha sido catalogado sin discusión como el peor presidente de un gobierno en España.

10-.Luego la primavera libertaria (o negra) quitó caretas y radicalizó discursos, muchos acabaron aquella primavera con un tiro entre las cejas asesinados por unos o por otros. Lo peor no fue solo la crispación ciudadana sino que se generaban argumentos para que unos cuantos descerebrados con uniforme que vagaban por los cuarteles mascando sueños, rabia y frustración dijeran que el problema no era de políticos de izquierdas o de derechas, de republicas ni de reyes sino de la política en sí (lo que en honor a la verdad también muchos ciudadanos creían ), y que debía ser sustituida por un cirujano de hierro que con voz firme y tipo atlético; inteligente y leal dirigiera los destinos de la patria.  Como no encontraron a nadie propusieron a Franco, pero eso ya es otra historia.

7 comentarios:

  1. Tema muy interesante y se agradece la profusión de detalles y la ecuanimidad -que no equidistancia-. Yo reconozco que he leído poco y mal, y que debería informarme más sobre la Guerra Civil y todo ese periodo de la historia antes de abrir la boca -o tocar el teclado-, pero siempre me ha dado la impresión de que la guerra era inevitable, que si el Frente Popular hubiera perdido las elecciones ellos iniciarían el golpe de estado -ya se vio como se comportaron en Barcelona, con esa guerra fratricida que has comentado entre anarquistas, troskistas y comunistas-, y que España en aquella época era un lugar insalubre, peligroso -los anarquistas iban matando gente en la calle con total impunidad-, e incluso en las Cortes se hacían soflamas incendiarias amenazando de muerte a los contrarios ideológicos. La tan idealizada republica fue un desastre en todos los sentidos, recordemos por ejemplo la Revolución de Asturias en 1934 (que solucionó Franco con una matanza brutal) o las primeras acciones del Frente Popular nada más ganar las elecciones. No sé, la historia es compleja y al igual que en la Guerra de la Independencia Española creo que nos hubiera ido mucho mejor si la hubiéramos perdido, tampoco creo que la Guerra Civil sea un cuento de buenos y malos.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo en que se ha producido una idealización de la segunda república. Ya lo de encumbrar a Azaña y Alcala zamora me parece delirante.
      Sobre si la paz fue posible se ha debatido mucho incluso Gil Robles y Chapaprieta llamaron así a sus memorias Gil Robles decia que no y chapaprieta que sí.Yo soy de los que piensan que la guerra fue evitable, lo que no era tan evitable era un pronunciamiento después de la idiotez de Alcala Zamora de convocar elecciones antes de acabar la legislatura en un momento tan caliente, pero de ahí a tres años de guerra salvaje va un trecho.

      Creo que toda discusión pasa a ser una pelea cuando se incorporan armas. Aqui lo mismo unos y otros se armaron y armaron la guerra. Pero es que tenían tanto miedo al fascismo y al comunismo respectivamente que empezaron a pedir ayuda desde fuera y luego a dar armas a gente que no tenía dos dedos de frente. Todos estos empezaron en uno y otro lado a cometer atrocidades civiles en los primeros meses lo que genera un odio en la contraparte dificil de aplacar.

      Luego el error de calculo de Negrín quien pensó que alargando la guerra la cruzaría con la segunda guerra mundial y ahí estarían en el bando ganador. Sobreestimo a ingleses y franceses que en ningún caso estaban dispuestos a comprometer sus intereses economicos por España.

      Bueno, la verdad es que en los últimos años he leido muchísimo sobre el tema, lo que no significa que no haya puntos sobre los que todavía tengo serias dudas.

      Eliminar
  2. PD: Y fíjate si estamos manipulados, que ya ni siquiera el famoso conflicto entre Unamuno y José Millán-Astray es verídico. Aunque claro, al pobre Amenábar no vamos a quitarle una buena historia solo por ser un poquito riguroso con la historia...

    https://www.elmundo.es/cronica/2019/09/24/5d8907c7fc6c8358108b461c.html?cid=BOOMA&utm_source=taboola&utm_medium=exchange#

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno lo de los militares africanistas requiere estudio aparte, entre ellos Millan Astray. Lisardo Doval en la represión de Asturias o el General Yagüe que encañonó al general Lopez Ochoa por mandar fusilar a unos sicarios moros que lucían las orejas de mineros asturianos como triunfo. (Y no digo que los mineros del partido socialista fueran la madre teresa que no lo eran)
      Ir a Africa a defender las minas del conde romanones era más premiado con ascensos en el ejercito que luchar por la república en la peninsula, por eso que allí fue lo mejor de cada casa.
      Bueno pero esto es otro capítulo.

      Eliminar
  3. Colega vaya articulazo. Pena que no se pueda insertar en cualquier periódico de los que hoy aburren y aburren. Me agrada que se pueda ir diciendo que el régimen nacido el 14 de abril no era democrático (más bien un golpe de estado)hasta ahora parecía que era un contradiós. Todo lo contrario. Da gusto el volver a asomarme a los blog y leerte.

    yo sigo en el cielo

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. No creas que estoy estoy muy seguro de que se pueda decir que la República se instauró por procesos no democráticos. El juliaoterismo de lo políticamente correcto sin repregunta me lincharia. De aquellos polvos vienen éstos lodos. Ahora estamos planteándonos que un golpe de estado sin tanques no es un golpe de estado. Para mí increíble.

      Qué preciosidad el enlace q me mandas. No la conocia. La espotifearé Ya sabes que soy seguidor de tus descubrimientos. Hecho en falta tu blog recopilatorio.
      Abrazos

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...