viernes, 3 de abril de 2020

Aquellos dias del coronavirus (3): Demasiadas cosas


¿Cómo van las cosas por casa? Pues bien de salud y moderadamente bien del resto. La jefa produciendo,  como esencial que es, y yo teletrabajando, que no es como algunos pensábamos trabajar viendo la tele, sino compaginar llamadas agónicas de curro con chorradas de guasap y la lectura de la apasionante creatividad legislativa de nuestro adorado gobierno, todo ello sazonado con el sistema circulatorio en los seres vivos, los números enteros, el renacimiento en el arte, el present perfect, la agricultura intensiva en las tierras brasileñas, el arte abstracto y la diferencia entre las frases coordinadas y subordinadas y el complemento circunstancial en francés.

Es decir que cuando intento comprender la indemnización por cese de actividad y el despido retribuido compensable del decreto que publicaron ayer a las 23.50 en el BOE que modifica el de antesdeayer a las 22.45, tengo que parame porque hay una videoconferencia en zoom, que han avisado por skipe en un trabajo pendiente del classroom y es que papa no puedo faltar porque tengo un quiz a través del hang out que está notado para recuperar el video examen del meet que como estabas con el ordenador grande porque en el portátil del curro no ves tres en un burro, no pude hacer.

He leído estos días un par de libros (de los que tienen que leer los chicos en el cole) Carreteras secundarias me ha gustado mucho. Papa no pretenderás darme la chapa debatiendo sobre ese libro que es un coñazo por mucho que a ti te haya gustado, mejor escribes un post en un tu blog de 20 seguidores y que te comenten. El pequeño se mete:  juaaas juassss veinte seguidores, pero si yo pongo cualquier foto en el Insta y me ponen 200 likes. ¿Esta tarde podré jugar al fornite verdad? Dile a mama que he estudiado mucho cuando venga. Oye deja a mama que me tiene que explicar física por la tarde que papa no se acuerda de nada. No es que no me acuerde es que nunca ha entrado en mi cabeza. Papaaaaaaa apaga los moviles están todo el rato sonando y no puedo ver la serie del Netflix. ¿No estará sonando el de trabajo? traedlo que estoy aplaudiendo en el balcón. Papaaaaaa es una señora que dice que si puede hacer un orto. Un erte, no un orto, y te he dicho que lo traigas no que lo cojas. Que majo tu crio menos mal que alguien me hace reír…

También me he leído un libro de esos de la lista de los 100mejores libros de literatura en español  y por primera vez uno de esa lista me ha defraudado. Paisajes después de la batalla Juan Goytisolo. Sin embargo hay un párrafo que me gustaría que leyerais:

Construyan sin demora, al contado o a plazos, un refugio antiatómico familiar dotado de toda clase de comodidades modernas: dormitorios, living, sauna, discoteca, sala de proyección video. La perfecta insonorización y empleo de placas infusibles sobre los bloques de cemento armado les permitirán disfrutar de sus películas favoritas mientras a unos metros encima de sus cabezas la onda radiactiva barre todo vestigio de vida y arrasa en unos segundos propiedades e inmuebles. Objetivos ultrasensibles, conectados a un circuito de televisión, les tendrán sin embargo al corriente de cuanto sucede y podrán presenciar si lo desean la agonía de sus antipáticos vecinos paladeando conforme a sus gustos una deliciosa bebida fría o aderezando sin prisas su habitual güisqui on the rocks.

Vivo atosigado de información, de datos, de enlaces, de guasaps, de bromas, de lectura, de periódicos, de resúmenes de normas legislativas desordenadas y dispersas, de radios; gente improvisando opiniones, discursos vergonzantes de políticos incompetentes, tuits y unas ganas irrefrenables de protestar, a veces de llorar, a veces también con mucha pena cuando llamo a las yayas y son ellas las que te dan animo detrás de un acojone vivido en soledad. Trato de escribir y solo me salen quejas, porque es todo confuso porque nos ha pillado a pie cambiado y porque tenemos cara de acojone en ese instante antes de pegarnos la ostia sabiendo que se ha dormido el conductor y que vamos directamente al barranco.

Escribo, claro que sigo escribiendo, pero cosas ancladas en este paréntesis, preludio de punto y aparte. protestando de cualquier cosa que me viene a la cabeza, con poca paz.

Chinita tu chinita yo y Los payasos de la tele
Sostiene desde hace tiempo mi amigo M, que si queremos prescindir de los chinos y sus plastiquetes, tendremos que estar dispuestos a pagar cinco euros por un vaso de agua; no por el liquidillo llamado agua (que igual también) sino por el trozo de cristal que lo contiene.
Con toda la radicalidad de M (alguno lo encajaría en ese grupo de empresarios duros) yo creo que se ha quedado corto, porque no solo tenemos que estar dispuestos a pagar cinco euros, sino que tendremos que estar dispuestos a no beber en vaso siempre que a nuestros amigos orientales les da la gana.
Como hemos decidido, como país, delegar toda la manufactura barata a los chinos, entre otras razones porque estamos dispuestos a cerrar los ojos a las condiciones laborales y ambientales que aquí exigimos con vehemencia, digo como hemos decidido delegar toda manufactura, ahora nos hemos topado con la evidencia de que en Europa no tenemos fabricas para producir materiales estratégicos como los cacharrillos médicos que necesitamos. No hablamos de electrónica “4D” (que diría el ínclito monclovita de cuyo nombre no quiero acordarme), me refiero a cosas simples de dos euros.

Se habla mucho de la delegación de soberanía en la UE (por cierto, tan desaparecida ahora como omnipresente en la crisis de usureros de 2008), pero no se ha hablado nada de la delegación de soberanía que supone tener que claudicar a un país extranjero para que nos venda por favor y al precio y calidad que le dé la gana las mascarillas que nos protegen o los zapatos que nos calzan.
Como Trump es muy malo (y lo es) os recuerdo que hace dos días defendíamos mejor al chinito sonriente de huawei que al tirano imperialista (yankis go home) que defendía con nacionalismo USA al Google que nos encuentra.

Si nuestros adorados dirigentes, no añadieran a su ineptitud su prepotencia, hubieran preguntado a los empresarios que se la juegan en China cada día como se las gastan nuestros adorables rollitos de primavera. Les hubieran contado que allí nunca se puede dar un negocio por cerrado, que cambian un producto por otro al menor despiste,  que plagian las muestras que te piden y se las revenden a la competencia, que ponen las siglas de calidad sin una mala inspección y especulan con la escasez o con la saturación de mercados o... paran en frontera un envío solo para presionar y cambiar el precio de contratos previamente acordados.

Hoy leía que el gobierno chino anda enfadado con el avezado gobierno español por la mala imagen que está dando de la honrada industria China a resultas de los chollotest y que a resulta de ello, digamos, que no está dando demasiadas facilidades para que salgan aviones hacia España. O sea, como decía mi tío libanes “además de puta poner la cama y dar las gracias”.

Parece que en las últimas declaraciones, y a resultas de lo antedicho, los valientes ministros del pueblo español (de su pueblo) están mejorando sus opiniones de los amables chinitos que nos timan, perdón que nos venden. A ver cuando acabe todo esto quien tiene güebos de detener al primer Gao Ping aunque se compruebe que se ha comido niños para merendar o eludido impuestos. (que uno empieza asesinando e igual termina sin pagar a hacienda que como se sabe es el único delito por el que en España se va a la cárcel). Pero tampoco nos pongamos dramáticos, en cuanto esto pase brindaremos con cava (de plástico) en copa made in China de cero veinticinco unidad y a otra cosa mariposa.


4 comentarios:

  1. Jajaja, bueno, mejor hacer un orto que un ERTE, donde va a parar... Muy bien contado lo de los meet, quiz, hang out… eso es tal cual jajaja. Por lo demás te veo a tope de optimismo, ¿eh? Yo prefiero no pensar o a las ocho después de aplaudir me tiro por el balcón ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooooli Espero que todo bien...
      hay dias que disfruto en casa con toda la movida que hay y hasta me rio; otros se me calienta la sangre cuando enchufo la tele y veo lo que veo. Que sea dicho cada vez la enchufo menos.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. No nos quitaremos a los chinos de encima ni a base de pandemias...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegria Elvis verte por aquí y ver que has vuelto a reactivar tu blog auqnue sea por esta mala causa.
      No deja de tener su aquel que nos estemos quitando todas las fábricas de plástico y que ahora nos demos cuenta de que no tenemos sustitutos y tengamos que depender de los chinos y otros.
      Abrazos.

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...