lunes, 25 de junio de 2012

Fotos: El principal de Zaragoza. Esquinas.

 IMG_9392  IMG_9409 IMG_9415  IMG_9406IMG_9452    IMG_9417IMG_9430IMG_9440

Impresiona verlo desnudo

así, como de voyeur tras una esquina

te imaginas un minuto antes,

con el corazón a tope

de repente el vacio,sube el telón

la mente en blanco

de repente el dialogo que fluye solo

de repente el silencio y tu voz

el publico que quiere sentir contigo

y le llevas entre palabras, gestos y presencias a sentir lo mismo

Se apagan las sombras,

de nuevo, baja el telón

lunes, empieza el teatro.

 

Si sois de Zaragoza y podéis acercaros a las visitas guiadas que organizan,

apuntaros y no lo dejéis pasar.

domingo, 17 de junio de 2012

Una canción sabática dedicada a mi heredero

Muchas gracias por vuestras preocupaciones y ánimos del anterior post.Todo ha ido bien, el heredero mayor ha sorteado favorablemente el proceso de tuneado quirúrgico y… su presunto padre el ataque de hipocondría aguda que le caracteriza a la puerta de cualquier hospital. Iniciamos proceso de recuperación casera. No dejo de admirar a los médicos que tras 24 horas lo han dejado saltando de nuevo y de regreso al feliz mundo de las peonzas que ahora le tiene atrapado.
Así que todo regresa a lo habitual: la madre de la criatura ya me echa la bronca por existir, el pequeño perpetra actos delictivos en su estilo camorrista (hoy mismamente ha remojado a una inocente señora desconocida con una jeringuilla llena de agua) y la Consuelo planifica sus vacaciones estivales en el tiempo que le permite su afición al cibercrimen.
Mientras, los demás seguiremos dando vueltas en fijo y encajando los guantazos que nos presta lo cotidiano en esta incertidumbre que deja todo en niebla como una noche inesperada de febrero en junio.
Adjunto What´s New Scooby Doo una de las canciones preferidas de su carpeta de spotify (le encanta como a mi el juguetico musical y hemos hecho una carpeta de sus favoritas) “Ya has enganchado al chico a tus caprichos del ordenador cualquier día empieza a poner idioteces como tu en un blog.” 
La versión que verdaderamente le gusta es la segunda que es de unos tales Simple Plan (pa mi desconocidos, si son famosos disculpen mi ignorancia). La verdad es que a mi, también me gusta mucho esa versión, me mete marcha; de hecho aunque lo negaré en publico para evitar chanzas, la tengo metida en alguna de mis recopilaciones espotiferas.

martes, 12 de junio de 2012

No tenéis derecho a acabar sin avisarme

Ahora que nada es lo que parece, que las palabras dicen la mitad de lo que significan, y que la gente ya no escribe una mierda, me da a mi por contar mentiras en directo. 

He terminado un libro, el último libro de Plinio y ya no va a haber más, he querido estirarlo leerlo más lento para que durara más rato, pero no se ha dejado. Me doy cuenta de que ya no habrá más historias nuevas, nunca más, para siempre, perdón para nunca. Quizá en eso consista hacerse viejo: en ver la parte de atrás de las puertas cerradas.

Ando por inercia, porque no me apetece dar un paso, pero sé que si me paro me caigo, como los niños cuando empiezan a ir en bici. Y hablando de niños me horrorizan las batas verdes que se acercan esta semana, el hospital de los dormidos, que es la última novela de Pavón, pero también otras cosas que me dan mas miedo .Porque dormir es como no estar un rato. Y yo no quiero estar un rato sin mis hijos.

Hace calor, mucho calor,pero no calor del todo porque a ratos hace frio. La gente no escribe. Descubro nuevos rincones. Este es el último: una hermosa decadencia. Y los de siempre quedan arrumbados en el ladillo, vacios, con la palabra fin como estrambote. Como si tuvieran derecho a irse, o poner termino a la serie sin avisarme, como ha hecho García Pavón muriéndose en los ochenta sin dejar de epitafio diez novelas más de Don Lotario. ¿Quien le ha permitido morirse?

Veo con vergüenza el espejo, me reflejo borracho con ojeras, conduciendo sin carnet de vuelta a casa, esquivando a guardias urbanos y meretrices sin bolso. Leo a escondidas cartas ilusionadas de otoños y primaveras, de  tiempos jóvenes, cuando todavía creía que cuando tuviera treinta ya sería viejo y ahora me doy cuenta de que no soy viejo, simplemente soy un jubilado prematuro, un actor desmemoriado, un sietemesino en la reserva.

Ahora que somos expertos en disimulos, que lo más seguro se ha hecho efímero, ahora que se nos van acabando las palabras y se acumulan naufragios sin rescate, ahora que tanta falta me hacían los versos, solo me sale una prosa noctambula y perezosa. Me dan ganas de dormirme tres días, mientras corre el mundo al margen, escribir cuentos de sexo en revistas jurídicas y adecentar las noticias económicas con videos de x-art en horario de máxima audiencia.

No es tristeza, es pesadez esto que me atenaza.

domingo, 3 de junio de 2012

A los diecisiete. Mi primer cuento

Estaba escuchando en la internet uno de los programas de Enciende la noche de Rafa Arboleda (os pongo un enlace para forofos donde tenéis colgados la mayoría de programas de su ultima etapa en launicafm ) cuando he abierto las orejas de par en par al sonar At seventeen de Janis Ian que es una coplilla que me reblandece hasta limites insospechados.

Tras escucharla cuatro veces (obsesivo que es uno) la iba a colgar en el blog como música minoritaria, pero repasando la letra me he visto de repente teletrasportado a mis diecisiete y a uno de mis primeros cuentos que hablan de lo mismo que la canción. Me he acordado de como entonces,era capaz de escribir prácticamente a diario historietas y de lo que me cuesta escribir ahora cuatro líneas en el blog. Y me he ido al fondo del armario, allí donde se guardan las cartas de la adolescencia, los casettes sin tapa y los recuerdos inventados y he rebuscado y rebuscado hasta dar con este cuento y sacar de su hibernación  de más de 25 años, estos tres folios manuscritos que os copio con la verguenza de un sinverguenza. 

Pongo la musiquilla que es una preciosidad, repasad la letra y si no tenéis nada mejor que hacer en este primer domingo de bochorno y junio, miráis como desnudo mis 17 con uno de mis primero cuentos. Obvien las hortereces tenía diecisiete, lo peor no es que entonces escribiera así , lo peor es que ahora no haya mejorado.

NURIA

Qué guapo estaba aquella tarde, con su pelo todo hacia atrás, con su cazadora de cuero y esa sonrisa de matón de barrio con la que encandilaba a Nuria todos los fines de semana.

La música estaba altísima, tan alta que no le dejaba oír su voz, la de él, cuando hablaba con aquella imbécil rubia y se creería muy guapa con su carita de porcelana, claro como ella tenía granitos por eso no le miraba nunca, bueno sí que la miraba, pero como de soslayo, como sin darse cuenta siquiera de que Nuria estaba allí con la boca abierta.

Ay! y suspiró, acababa de sacar el peine hechándose todo el pelo hacia  atrás, abriendo surcos entre el mar de gomina, o brillantina como le gustaba decir a él. Se quito las gafas y se secó los ojos; sin darse cuenta de que una lágrima le saltaba y hacia eslalom entre sus granitos de cabeza blanca.

Se quitó sus gafas y entonces se dio cuenta de que sin ellas debía estar mejor, bastante mejor,seguro, y tomo la determinación de que al día siguiente iría a ver a su primo Tomás, el oculista, que seguro que le haría rebaja en unas lentillas.Igual se creía la cursi esa que solo tenía ella los ojos azules.

Miró el vaso de gin tonic que tenía enfrente, era ya el segundo, pero le daba lo mismo. Quizás así se lo podría quitar de la cabeza- mira que bien baila  el condenado- toda la semana igual, toda la semana soñando con el sábado en la disco y después nada, ni caso. Nuria se acordaba de la bronca que le hechó la hermana Teresa la de griego (hacia COU letras puras), cuando la pilló dormida mirando por la ventana.

Qué ridículo y además con lo que le gustaba ir a griego, sobresaliente todas las evaluaciones, a ver si la rubita de oro, sacaba sobresaliente, seguro que no sacaba ni suficiente…bueno seguro que era tan gilipollas que hacía ciencias puras, para ser doctor como papa, porque seguro que una tía con esa cara de mema tenía un papa que le hacia ser médico como él, como si no lo supiera, si se le veía.seguro.

Cogió el vaso y dio un trago más- Nuria hoy te estás pasando- se dijo Pero era lo mismo así se podría dar el pegote el lunes de que se había emborrachado y Marta su amiga de toda la vida, le diría que era imbécil,que tampoco estaba tan bueno. Jo! que no estaba tan bueno, ¿pero es que estaba ciega?. Mira ahora como se ríe, qué dientes por Dios. se levantó de la silla y se acercó lo que pudo a él, si pudiera tocarlo…seguramente Nuria daría los tres sobresalientes y los cinco notables por poderlo coger de la mano y porque la llevara a casa en aquel coche rojo,

!cuanto daría por eso! seguro que a la amiguita la llevaba todas las noches y además se haría la estrecha, como haciéndole sufrir, anda que si yo lo cogiera le iba yo ha hacer sufrir mucho. El alcohol le estaba haciendo alucinar y se echó a llorar porque sabia que si se encontrara con él, si de repente se le acercara, se quedaría tan cortada que no sabría qué decir.Seguro.

¿A dónde voy a ir con este metro y medio mal medido que tengo? donde voy a ir con estos granitos de mierda_ Hija mía que eso se te pasará con la edad le decía su madre con voz fingida_ será a la edad de 43,- que sí, que una amiga me ha dicho que con limón se van. ya no sabía ni que darse, le parecía que ya había agotado todos los experimentos de la farmacia .Menudo complejo, menuda depresión_ Hala Nuria que no sé de que te quejas, sacas buenas notas, se te compra todo lo que quieres_ y además era verdad !qué bueno era su padre con ella!.

Pero que hacia pensando en tonterías si estaba él delante su Juanito del alma ( ella sabia que no le gustaba que le llamaran Juanito sino John o Denis) El era de ese tipo de muchachos que dicen “mi chica” cuando se refieren a su novia, pero a Nuria no le importaba. El era de ese tipo de chicos que se metía en peleas en menos que canta un gallo y la verdad sea dicha era un poco fantasma pero a Nuria le daba lo mismo- El era de ese tipo de chicos que fingiría no haberla conocido por hacerse el duro delante de sus amigos. pero qué iba a decir Nuria si estaba enamorada, que iba a decir Nuria que se pasaba viernes, sábado y domingo sentada mientras le miraba y eso que el ni siquiera le decía hola en las dos horas.Después se lo contaba a Marta y al resto de sus amigas y se le reían ¿pero como no se le iban a reír si lo suyo era obsesivo?

Y  tanto que era una obsesión pensaba ella, si esto solo les pasa a las niñas de primero,se decía una y otra vez, y yo soy de COU y decía cou con un énfasis especial como queriéndose convencer pero era inútil. Ella se quedaba allí como dormida, como atontada, como enamorada...mirándole fijamente para que no se lo quitaran y sobre todo odiando a esa niña diez de ojos azules, sin gafas y sobre todo sin uno solo de esos granitos en la cara! qué complejo tenía Nuria, con los dichosos granitos! Pero ella disfrutaba así, sola en medio de todo el jolgorio de la música  y entre las sombras de aquel habitáculo que le hacia olvidar todos sus complejos aunque solo fuera por un segundo- debía ser la edad- se decía emulando a su madre.

Y ella se quedaba así, como dormida,como atontada, como enamorada, como estaba aquella tarde cuando su padre entró queriendo ver el telediario. Estaba tan cerca de la nada que ni le miró. Solo se dio cuenta cuando saco la cinta de Grease del video. Cuando John Travolta y Olivia Newton John se marcharon de repente de la televición por enesima vez desde hacia meses.

Nuria no salía ningún fin de semana, prefería estar con John y echarle las culpas a Olivia de todo lo que pasaba. Olivia tenía la culpa de que midiera uno cincuenta y cinco, Olivia tenía la culpa de que se rieran de ella en el colegio, de ser la niña empollona y por supuesto tenía la culpa de que tuviera la cara llena de granos. Ella prefería amar como una quinceañera a un P6030346personaje de ficción que por supuesto nunca le diría que si, pero que estaba segura de que nunca le diría que no. seguro.

Y Nuria al pensar en esto, porque lo pensaba, lloró, salió del comedor y se sentó en su pupitre para escribir esta historia, historieta de su desilusión. Le hubiera gustado desprenderse de todas estas reflexiones que llevaba encima, pero se vio como un caracol al que le pesaba su casa pero que sabía que nunca podría prescindir de ella sin morir. Bueno seguro que vosotros también pensáis que esto se cura con la edad. seguro.

PS-. los hecho y los echó son del original.

 

viernes, 1 de junio de 2012

La virgen de los sicarios. Fernando Vallejo. Diatriba y tragedia con las venas abiertas.

(no se cuenta argumento)

He estado dos veces en Colombia, ambas por trabajo. No cometeré el error de algunos, cuando se dicen especialistas porque hayan pasado tres días de vacaciones en un lugar (bueno puede ser peor, hay otros que hacen una tesis doctoral de seiscientos folios, participan en “tertulias radiofónicas de mire usted” y cuelgan en su pared la foto de un líder guerrillero, sin haber ni pasado por allí); así que no me obliguen a estar a favor o en contra de la política colombiana como si supiera de lo que hablo, porque no tengo ni idea y seguramente estaría en contra de todos…como casi siempre en casi todos los temas, por otra parte.

¿Aunque ahora os preguntéis de qué habla este tío? ya veréis que como suele suceder, los preliminares lubricantes tienen luego su porqué, aunque ahora no les encontréis todavía el gusto.

Digo que volaba yo en el avión de Avianca, y cual jubilado en bus urbano, leía de refilón la revista de la Sra de al lado; (Sra. que aunque no viene a cuento la recuerdo como un bellezón aun bien entrados sus cincuenta). En un momento dado, me imagino que cansada la buena mujer, de sentirse revisada tanto ella como su entretenido couché, decidió entablar conversación conmigo.

¿Le gustan?

(me ha cazado mirándole las tetas, fijo) mmm???

¿Qué si ha leído alguno de estos, joven?

Se trataba de esta lista http://www.semana.com/cultura/mejores-100-novelas-lengua-espanola-ultimos-25-anos/101793-3.aspx

Si bueno, alguno…

De los libros pasamos a Europa y de allí a España y a su boyante economía como envidiable milagro de crecimiento

¿Y qué le ha parecido este país?, me preguntó.

Yo que como sabéis soy una persona educada (tirando a pelota) me deshice en halagos, sin más aviesa intención que la de ir entreteniendo las turbulencias.

Pues no se deje engañar este es un bonito país de mierda, escúcheme de mierda. De esta lista léase La virgen de los sicarios y sabrá la verdad de lo que sentimos muchos aunque nos callemos.

El viaje se hizo corto hablando y hablando con la que dijo ser profesora de no sé que Universidad del Caribe. Cinco años después de aquello, guardo el enlace a aquella lista como oro en paño y los recuerdos los guardo envueltos en un paño de nebulosa cuentista y fabulera seguramente recreados por mi imaginación lúbrica y mentirosa.

Pero la cosa es que hace un mes encontré entre los libros epubianos de un botín cibernético la novelita de Fernando Vallejo y me dispuse a darle cuenta, sin reparar en lo inventado ni en lo cierto de la historia susodicha.la virgen de..

Solo una línea de argumento. Un profesor homosexual y ya talludito de edad vuelve a Colombia y se echa de noviete a un joven sicario.

A partir de entonces comienza una diatriba como un torrente, intercalada de recuerdos, escrita a borbotones, como hablaba Carmen en Cinco Horas con Mario. Echándole la culpa a Colombia, a Medellín, al mundo, pero al mismo tiempo desnudándose como un ser despreciable, clasista, despiadado. Echándole a Mario la culpa de su vida para no reconocer su flaqueza moral y ética.

El libro habla de pobreza, pero enseña otro tipo de pobreza, la de la violencia, con un lenguaje que muchos críticos enlazan con su compatriota Gabo. Vallejo usa un verbo expresivo, localista, salvaje, directo, con frases que te abofetean pero que sorprendentemente y al mismo tiempo te llevan suavemente a Macondo, a Florentino Ariza a Fermina Daza un poco al Iquitos de Pantaleón, a la escuela de cadetes…en definitiva a cualquier escritor americano de esos que trabajan el español como orfebre independientemente de que la joya sea en unos casos fina y en otros de una belleza áspera.

Al principio parece simplemente un desahogo, al final, sin embargo, el monologo se convierte en la lucha de un personaje contra su sombra, contra su edad, contra sus sueños ya incumplidos, reniega de vivir, provoca la muerte, quiere coger el autobús que le saque de la novela, de su novela. Y la forma se abre en dos para dejar ver un contenido de fuerza e intensidad personal inigualable. Fernando trata igual al muerto que al asesino. con el mismo desprecio al pobre que al rico. Y carga de modo despiadado contra ese país, contra ese continente que se ha dejado las venas abiertas en un suicidio de violencia, de política conjugada en su modo y tiempo más asqueroso y a la que solo los mitómanos ignorantes europeos pueden admirar (quizá porque no la padezcan) . Es una lucha de todos contra todos donde los argumentos muchas veces no son sino el aderezo de un final injusto ya escrito. Donde se juega con cartas marcadas y tramposas, y donde viejos gordos que se conocen y se odian comparten felizmente mantel en tanto que jóvenes que ni se conocen ni se odian, se matan en sus calles por ellos. He dicho diatriba, quizá hubiera debido decir tragedia

Leedlo sin duda. Y si podéis viajad a Colombia es un país impresionante.

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...