sábado, 11 de enero de 2020

Una canción tranquila para una noche de niebla en Zaragoza.


La niebla esconde Zaragoza a la vida y la ralentiza hasta el tedio en las noches heladas de enero, como si nada fuera a suceder nunca, como si la vida se aletargara tras los visillos de las casas y los cristales empavonados.
Las calles se humedecen y un frio aderezado de viento se adhiere a la cara como una máscara de dolor y lágrimas. Parece mentira que en unos meses podamos de nuevo desnudarnos, parece increíble que en este valle sin otoños ni primaveras podamos hablar de nuevo sin salir vaho de nuestras palabras.
Allá por finales de febrero, se desbordará el rio y las vidas quedarán de nuevo anegadas de cotidianeidad y desidia. Empezará a salir un sol mentiroso que pintará de luz las mañanas enmarañadas de cierzo y escarcha.
Y cuando nadie lo espere, sin apenas tiempo para el trasunto, subiremos todos los abrigos a los trasteros donde quedarán dormidos como animales muertos; nos haremos más livianos, nos haremos más transparentes ya sin ropa y aunque seguirá sin pasar nada, el calor asfixiante inundará nuestro tedio y nuestra normalidad tranquila y nos pegará al suelo con el peso de la vida que se repite año tras año en estos yermos provincianos.

PS1-. La canción Acordes de Jazz es de Travis Birds un descubrimiento sensacional de este 2020 con la que me topé al escuchar un disco homenaje a las canciones de Sabina (hacen una version de 19 dias y 500 noches desternillante y excepcional con Benjamin Prado dandole la vuelta a la cancion de Sabina desde el punto de vista de la chica. Escuchadla!!)
PS2-. La foto es de mi cuñada no vaya a ser que me denuncie jejejeje!!
PS3-. Enlace a mi microlista de Travis Birds  en Spotify


2 comentarios:

  1. El invierno en todo su esplendor...
    Aquí está convaleciente... creo que no se recuperará.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...