lunes, 28 de enero de 2013

¿Existe una Generación X en España? entre los mileuristas y los ramoncines.

Me he encontrado casi sin querer con dos recortes viejos de prensa, quizá tres si sumamos un blog desaparecido, que me han gustado sobre la Generación X en España. Una generación que bautizada de distintas maneras, responde según los autores a los principios de incredulidad, cinismo y consumismo. Es la generación que en España nace en los años 70 y llega hasta los que cumplen este año  los 40 (pero vamos, que como casi siempre los años son lo de menos y lo importante son los rasgos de pensamiento).
El primer artículo es de El País y se llama La generación Peter Pan, el segundo texto es de la Revista de letras que creo que es de La Vanguardia “Generación X generación dormida” (Os copio un párrafo que me gusta especialmente. Y finalmente el artículo “Generación X entre mileuristas y ramoncines” que no puedo poner el enlace porque lo bajé de un blog que creo ha desaparecido, os copio los párrafos que saqué de un artículo que recuerdo mucho más largo.
La música es de un grupo desconocido que me encanta desde que lo escuché por primera vez y yo creo que le pega al tema que tratamos (alguna vez recuerdo haberlo enlazado ya): Son Los Ginkas y un spinn off del mismo que se llaman Las Kasettes, sé que son navarros/as …si alguno de los seguidores navarros sabe algo más de ellos encantado que lo compartan, porque yo no tengo mas idea. Y la verdad es que tocan de miedo.
Generación X, generación dormida: “Tras el fracaso de la izquierda americana en los sesenta, ciertas élites abandonaron la lucha política y se refugiaron en el hedonismo y el cinismo del consumismo. Se suponía que el mercado iba a darle a todo el mundo lo que necesitaba”. Pero no fue así, o al menos, no para sus hijos, que veían como, cuanto más se asentaba el Estado de Bienestar más vacío estaba todo de sentido y más aburrida resultaba una vida en la que, si bien el estómago estaba siempre lleno, el espíritu se moría de hambre. Los hijos de los hippies soñaban con su propio Woodstock y su Verano del Amor, pero ya no eran tan inocentes como lo habían sido sus padres; no querían cambiar el Mundo, sólo querían que los dejaran en paz; que no les obligaran a encajar en un sistema en el que no creían.
La generación entre los ramoncines y los mileuristas:

En España hay una gente a mitad de camino entre los Ramoncines y los mileuristas. Son incrédulos, cínicos; más rebeldes que revolucionarios y de profesión tocadores de cojones… sobre todo de sus hermanos mayores. No les pueden soportar sus mierda lecciones sobre una supuesta revolución que hicieron en los 70 y que nadie ha visto, ni que crean haber inventado la libertad por haber hecho canciones irreverentes, enseñar las tetas en público y cargarse en los curas en medio de la transición.

Sin embargo, no son más generosos con sus hermanos pequeños los mileuristas, a quienes acusan de quejicas, de llorones y de estar más preocupados en salvar a los negritos de una ONG que de currar como dios manda; les acusan de estar más preocupados del cuanto cobran más que del porqué lo cobran. No soportan de ellos su borrachera de derechos y su resaca de deberes, como si la sociedad les debiera algo por haber gastado siete años de sus vidas en la Universidad más seis meses de Erasmus. Como si solo por enseñar su titulo de “generación mejor formada de la historia” fuera suficiente para no tener que tragar los rabos que han tenido que tragar ellos para llegar a ser dosmileuristas.

Ante esta fatalidad social, esta generación de entretiempo se ha instalado en el cinismo que supone criticar el entorno, pero no renunciar a nada del consumismo que representa la misma sociedad que critican: sus vicios con teclas, su Mazinger zeta de 300 euros, sus vinilos a precio de oro, sus juegos atari en el ipad y su tele de 50 pulgadas para ver la versión remasterizada de la Casa de la Pradera y del mono Amedio.

El problema es que no quieren cambiar el mundo, no se alistan a los ismos culturales ni políticos… y es más, la mayoría de las veces se cachondean de ellos en sus blogs con la maldad más acerada. No es que no crean en la solidaridad mundial, la defensa de la patria ni el nacionalismo; no es que no crean en la alianza de civilizaciones, las banderas, ni en la lucha por la salvación de las minorías; en lo que no creen es en que la lucha de los particulares sea capaz de dinamitar la burguesía y el poder establecidos.Y como no son capaces de derrotarlos lo que hacen es convivir con ellos de una manera cínica. Currar curran como los que más pero con el único objetivo de ganar un buen sueldo que les dé para pagar sus vicios electrónicos,sus libros, sus viajes, su cultura particular, individual, independiente, ¿Indie?, fuera de circuito; una cultura a la que le dan mucho valor y a la que por ello no quieren dar más trascendencia que compartirla en tertulias minoritarias y blogs o revistas poco visitadas al margen de editoriales y columnas de periódicos globales.

17 comentarios:

  1. Pues, hombre, la verdad es que no le encuentro mucho sentido, pero será que soy algo obtuso.

    Yo no tengo aficiones caras (más allá de la lectura), no tengo más tele que la de tubo de hace 8 años, lo más que tengo es un smartphone. No me creo superior a nadie ni me he vuelto un cínico. Creo que el mundo no tiene solución mucho más allá de donde estamos y, sí, soy bastante desconfiado. Desconfiado con el poder y con la sociedad.

    No creo que los más jóvenes sean peores que nosotros, ni creo que sean menos esforzados que nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Para una gran mayoría (salvo los que se apuntaron al "ladrillazo" y ahora solo tienen un ladrillo para sentarse en la calle a ver pasar la vida), ser mileurista era una aspiración.

    El texto está un poco retrasado, porque gracias al 15-M ha nacido una generación revolucionaria, que no rebelde.

    De todas maneras, si hay que dar un nombre (cosas de la facilgonería de los Media), diría que la generación de los bien preparados, que tuvieron la oportunidad de usar becas de investigación y ampliación de estudios, sí tienen un nombre

    Generación Aeropuerto-Salidas

    O sea GAS

    ResponderEliminar
  3. En efecto Sr NaN los artículos están obsoletos en la medida que son anteriores, no solo al 15 de mayo de 2011, sino a mayo de 2008 cuando las reglas de juego cambiaron radicalmente y ya no hubo más construcción, anteriores también a mayo de 2012 cuando la crisis llego a trabajadores bancarios y otras entidades hasta entonces indemnes casi todas en el entorno del dinero publico.A mi modo de ver estos son los hitos de la crisis.

    querido ND no es cuestión de echar culpas, ni de decir si un grupo social (no necesariamente ligado a la edad estrictamente) es mejor o peor, pero sin jugar a sociologo, creo que hay unos rasgos y valores que definen a cada época, sus corrientes de pensamiento. Quiza como diria el señor NaN muy condicionado a la infraestructura economica pero tambien a la moral.

    Y si estoy bastante de acuerdo en esa generalizacion sabiendo que es una generalización de una generación de jovenes de la transición, una generación de mileuristas y entre medio cinco o seis años indefinidos de gente que vio la transición ero no la vivió y que sin embargo es también vilipendiada por aquellos que desgraciadamente no han llegado ni a pillar de refilón las bonanzas de princiopios de siglo,pero que sí se permitio deambular por una universidad que no le ha reportado nada o poco y en la que confió y en la que se basa para reclamar un sueldo digno que nunca ha tenido.

    Estoy con NaN en que algo se tiene que mover y hay quienes ya solo se plantean coger la metralleta o la maleta. (Entiéndase la exageración, yo que me debato entre el cinismo y la incredulidad con lo que pasa, me emborracho de pesimismo y creo que los más pillarán las maletas.

    NO hay nada como las vacaciones para divagar.

    ResponderEliminar
  4. ¿Sabes qué pienso sobre esto? Que al final salimos perdiendo los de siempre.

    Cuando fuimos a la universidad, porque podíamos ir, todo el mundo nos decía que perdíamos el tiempo, que trabajáramos en algún sitio donde nos pagaran una buena pasta. No renunciamos a la formación, y pensamos que ya nos lo retribuirían más adelante. Inversión de futuro, etc.

    Ahora, no nos queda más salida que coger un avión y largarnos a otros sitios. El asunto no es que no nos queramos comer los rabos que ya se comieron otros, es que en muchas ocasiones esos rabos no existen.

    Sí que pienso que hay un descreimiento y un cinismo general, y en muchas ocasiones un postureo desmedido y afectado. Hay mucho indie suelto que si no fuera porque su padre es alguien, no tendría un IPhone y daría lecciones de estilo.

    Yo hay días en que me levanto y pienso en coger la escopeta. Malo será el día que me levante pensando en hacer una maleta, porque entonces no habrá retorno. Y ese día cada vez está más cerca.

    :*

    ResponderEliminar
  5. Yo conozco a varios que encajarían perfectamente.
    Siempre hay excepciones, tampoco toda la generación que vivió mayo del 68 fue "hippie".

    ResponderEliminar
  6. Pues yo sí que me veo reflejadísimo, pude estudiar con mucho esfuerzo, de mis padres, gracias a los que disfruto de una vida acomodada, que no sé si cómoda, que me permite todo tipo de lujos peterpanescos, incluyendo un Mazinger Z tan caro que da vergüenza admitirlo.

    Nos enseñaron a no sublevarnos y lo hicieron muy bien, pero al menos a nosotros nos pusieron un caramelo, los de ahora están igual pero se la han metido a pelo.

    ResponderEliminar
  7. yo tengo 31, y se supone que pertenezco a la llamada "Generación perdida"... juas...
    Yo lo que pienso es que los de 50, los de 40, los de 30, y los de 20, estamos ... conformamos la generación "cuanto más me agacho... más se me ve el culo".

    Y no es que no sepamos rebelarnos... es que nos da miedo xq aún tenemos mucho que perder. Y eso, los que nos gobiernan, lo saben.

    En cuanto a lo de que ha nacido la generación revoluvionaria.. bueno.. salir a desahogarse a la calle con pancartas, y escribir twitters.. está sirviendo de bastante poco. Y que conste que no lo critico, ni lo aplaudo. YO misma me he manifestado.. pero.. más por desahogo que por que crea que sirve para algo.

    Yo creo no se trata de generaciones.. se trata de clases.. como siempre. Y como siempre también, pagamos los platos rotos los mismos (aunque suene a lo de siempre): la generación "date por jodido".. juas juas.

    Sí.. muy optimista no soy yo...

    ResponderEliminar
  8. Solo vengo a decir q apalabres ese roscón!

    Buaaaa, es mañana, ya los siento desde aquí...

    di

    ResponderEliminar
  9. Di... vaya cagarruta de comentario, para conseguir roscón hay que currarselo más. Pero pero qué es te abandono!!!!! :(
    con el resto ahora vuelvo que me voy a cenar.

    ResponderEliminar
  10. Sobra hablar de esto, de verdad.

    Cada generación va marcada por la situación política, económica y social que vive.

    El que tenga 45 habrá vivido una infancia parecida al que tenga 38 y distinta al que tenga 32, aunque con puntos en común.
    En todas las épocas se nos ha dado por el culo (hablando mal) y se nos sigue dando.
    En unas épocas se ha luchado más que en otras por conseguir derechos (de todo tipo); las formas de lucha tambien cambian, así como sus resultados.

    Estamos todos jodidos, da igual la edad, desde el crio que tiene un futuro sin futuro y va a tener que estar amorrado a la teta de su madre hasta los 4 años para estar bien alimentado, desde el joven que no estudia ni trabaja porque no puede, desde el que está super preparado y no encuentra ni curro de camareta, el o la de 50 que se ha quedado en el paro y se pega para limpiar escaleras de comunidades, desde la mujer de 35 que no ha podido ser madre y no lo podra ser porque no se puede mantener ni a si misma, hasta el abogado que ha tenido siempre curro y le tiemblan ahora las piernas porque nadie pasa por el umbral de su puerta.

    ResponderEliminar
  11. Ya no hay generaciones; y si las hubo los que vinieron de afortunados vivieron bien y los que no vinieron de afortunados vivieron sin más (o mal).

    Ni en la epoca flower power erasmus todos pudieron irse al extranjero (ni siquiera salir de su propia ciudad), ni en las epocas de bonanza dejo de quejarse la gente por injusticias.

    Ser mileurista entre la gente que me rodea y ha rodeado siempre ha sido un sueño (antes, durante y ahora), entre las que me encuentro e incluyo.
    Para otros será un escándalo cobrar eso...
    Para mi es un escandalo el salario mínimo interprofesional y por eso deberiamos de dar ostias como panes.

    Ni siquiera muchos se pudieron benefiar de la burbuja inmobiliaria (cuarentones, treintañeros, veinteañeros, mileuristas, pensionistas o seisciendistas...).
    No todo parece que ha sido bonanza.. o tal vez si... bonanza para unos cuantos -no hablo solo de clase alta- y no para otros tantos, de los que nadie habla.. que no es que los desahucien... es que no han podido tener casa nunca... y no hay que ser pobre para que eso te pase (imaginaros los pobres..).

    No marqueis, no marca criterio.

    ResponderEliminar
  12. Pues voy a discrepar. Puedo estar de acuerdo en que el concepto de generación no abarque a todos los de una edad, puedo incluso estar de acuerdo en que en cada edad hay varias generaciones o grupos de pensamiento y hasta incluso que el concepto de clase social se coma al de generación como decía saramaga.

    Pero no puedo estar de acuerdo en que todo se resuma a dos clases: los que mandan y los que obedecemos. Yo si que veo diferencia en como mandan los que mandan y en como obedecemos los que obedecemos. Porque estudiar es matizar y diferenciar subgrupos en los grandes grupos. Y ni todos mandan igual ni todos obedecemos de la misma forma.

    Y repito que eso no pude ser echar culpas o poner etiquetas de buenos, malos , se lo merecen o no. Sino que la manera de enfrentarse a la pobreza (y a la riqueza) esta determinada por valores. Y ante eso se puede optar por el individualismo de todos somos distintos o bien agrupar en perfiles que es lo que a mi entender hacen los articulos.

    Puede ser que haya gente que no se encuadre en ninguno.Pero eso no significa negarlos todos. Cuando lei mileuristas de Espiro Freire y vi la definición de ese grupo, vi claramente que yo no me encuadraba allí, (era un poquico mass mayor que lo que alli se contaba) pero si que podía encuadrar a muchos que me rodeaban de una determinada edad inmeditamente menor. Y sin embargo en los articulos de hoy si que me he visto más reflejado. Y por eso he lanzado la pregunta de si vosotros os veis identificados en alguna generación.

    Que esto es generalizar lo sabemos, pero no menos generalizar que otros planteamientos...voy a introducir un elemento mas de debate... la universidad y lo que ha supuesto para cada generación. Y una vez que hayamos divagado sobre si nos han engañadao o no como dice Ana amaria con no poca razón, luego te das cuenta de que solo (o nada menos) hay un millón de universitarios, con lo que lo que divaguemos los universitarios se la trae al pairo al 80% de la población.

    En fin estoy muy de acuerdo con el planteamiento de Juanjo, y es que quizás lo que va a marcar las diferenciias entre generaciones (cuando se estudien dentro de 30 años) es la capacidad de aguante o de coger escopeta como decía anamaria que hemos tenido. Y sobre todo la capacidad que hemos tenido de descubrir el timo social que se nos ha practicado y cual ha sido nuestra reaccion.

    ResponderEliminar
  13. Y bueno amigos navarros ¿sabeis algo de ese grupo o no teneis ni idea?

    ResponderEliminar
  14. Como universitaria que he sido durante no pocos años, me siento muy engañada. Pasas un montón de tiempo, gastas un montón de dinero en tener una buena formación superior para que luego te toque zamparte según qué cosas. Para comenzar por algún lado, lo de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.

    A mí me no me dan pena los chavales que con 25 años ahora tienen un piso embargado y están en el paro. Esto es políticamente incorrecto, y lo sé, pero ellos sí que han vivido por encima de sus posibilidades y yo no. Cuando ellos comenzaron a trabajar ganando una pasta gansa y en lugar de ahorrar una parte y gastar otra se compraron un BMW y un pisazo, yo estaba estudiando.

    Ahora, después de todo, con toda mi formación, estoy en la lista del paro. Tengo que quitar del currículo que tengo un máster, para ver si así me sale trabajo.

    Me asquea que la casta política se ría de mi generación (1985), porque no nos consideran. Ni como buenos profesionales, ni como gente preparada, ni como nada. Tapando la fuga de cerebros. Haciéndonos de menos.

    A mí me dan ganas de salir con una escopeta a la calle. Ya está bien de mierda con ventilador para todos. Ya está bien de que si eres el cuñado del concejal y no sabes hacer la o con un canuto ganes 3000 pavos al mes de palmero en el ayuntamiento, y que gente como yo, y yo misma, me tenga que plantear coger una maleta y largarme de aquí.

    ResponderEliminar
  15. Pero, ¿todavía se sigue creyendo en ese mito de que a la universidad se va a aprender un oficio? ¡Por favor! A la universidad uno va para pasárselo bien, para aprender cosas que no sirven para nada (ésas son las mejores) Para hacer amigos y para buscar una moratoria de unos pocos años antes de incorporarse al mundo obrero. Si alguien todavía cree que le van a pagar más o le van a dar un curo más cómodo por recitar a Virgilio o por resolver la conjetura de Hodge ¡Va listo! Y creo que ése es uno de los problemas básicos de ésas generaciones de las que hablas: que, encima de haber tenido el privilegio de haber disfrutado de aprender un montón de cosas bonitas ¡Encima pretenden que les paguen por ello y les convirtan en una casta de privilegiados! Ándense a plantar un huerto, como Hesíodo, y verán lo que son los trabajos y los días.

    ResponderEliminar
  16. cs bienvenida a este suburvio de divilandia.
    tengo un conocido q decia que con la cantidad de dinero q se gastan mis padres pagandome la universidad, no puedo perder el tiempo yendo a clase.
    Yo es que he ido a derecho que es el único bar que tiene facultad.

    ResponderEliminar
  17. Creo que en los párrafos en rojo está el quid de la cuestión, de aquellos polvos estos lodos, somos una generación adormecida, que creció con la movida madrileña y ciertos aires de libertad en los 80, la primera generación dónde lo tuvimos más fácil que nuestros padres en todos los sentidos, la generación que menos tuvo que luchar y que se dedicó al dame pan y dime tonto, y ahora así estamos, desconcertados y paralizados como un conejo ante los faros de un coche sin saber muy bien como se hace eso de rebelarse y luchar, pasmados porque ahora nos quitan el pan y nos siguen llamando tontos, y sin reaccionar, desesperanzados, porque nadie nos enseñó a creer en sueños y utopías y sólo sabemos que todo es una mierda y nuestro castillo en el aire se ha venido abajo, mientras tanto y durante el camino hemos ido criando otras generaciones aún peor que la nuestra, de niñatos egoistas, mimados y tocacojones que oscilan entre comernos a los padres por las patas o en el colmo de la rebeldía absurda jugar a hacerse antisistema, más como pose o tribu urbana que como movimiento real, y ésto no tiene solución.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...