viernes, 20 de marzo de 2015

No dejéis de escribir ni un dia…

No dejéis de escribir ni un día, ni un solo día. Vomitad las palabras, romped cristales con vuestras versos, acunad vuestros sueños con frases huecas, matad a enemigos reales o supuestos con vuestras falsas historias de asesinos, escribid en vacio o con sentido, pero no dejéis de escribir, nunca, absolutamente nunca. Quien deja de escribir muere un rato, pierde días, blanquea recuerdos y por ello pierden matices en los sentimientos de lo cotidiano, porque la realidad es un mar anodino si no reflejamos colores con palabras.

Escribid, escribid para que vuestros presentes sean deudores de lo que fuisteis, lo que haces te hace, quien no escribe olvida la impresión que le causaron las sorpresas y las lágrimas que le arrastraron los desencuentros.Ya sé que a veces releer te abre en canal de un tajo, ya sé que no hay mentira peor que las que nos contamos a nosotros mismos para esconder nuestras vilezas, pero aun así coged el lápiz, la pluma, el archivo de word y dadle fuego a las ascuas para que no humeen.

No hace falta escribir a voz en grito, quizá tan solo baste ir susurrando, garabatear ripios en una moleskine, quizá escribir un beso en un post it o hacer ladillo en el libro que te estás leyendo para contar las impresiones que te inspira.  No hacen falta oropeles, ni boatos; no hacen falta reconocimientos ni subrayados, tan solo juntar palabras, llenarlas de vida, llenarlas de los segundos que se abren entre las horas sin dueño ni propietario.

Escribid, escribid, escribid cartas a viejas novias que os dejaron el verano arrugado, a amigos que nunca fueron novios a pesar de gastar tardes escuchando historias en las que no estabais.Escribid tarjetas junto a ramos de flores que reciban personas anónimas como hacían los amigos de cass cuando enviaban violetas a direcciones inventadas.

Escribid jadeando, escribid llorando, escribid disparando…escribid con el resuello que queda en una tarde de viernes tras una semana aciaga, escribid un post o mil tras semanas de silencio, ahorraros las lágrimas, guardaos la munición de vuestra a AK47 porque me temo que quedarán muchas tardes más de viernes para gastarla.

6 comentarios:

  1. Buenos dias,ya que me he leido tu entrada,que menos que dejar un comentario;me ha gustado y me ha encantado la parte de Cass.En seguida me la he puesto a cantar mentalmente.Buen domingo.
    Sonia

    ResponderEliminar
  2. O escribir cantando esas letras que te desgarran por dentro. Un día sin palabras vomitadas es un día que no existirá mañana.
    Gracias por devolverme las ganas.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Cass, la chica más guapa de la ciudad es un cuento de Bokowski. Como ya hemos dicho en casa de mi primo >Loqueleo, Bukowski es escritor para club de fans, que te puedes leer factotum y alguno más; pero que a mi me agota una miaja.

    Y de ese personaje,Cass, un grupo local, llamado Más Birras sacó una canción, que es a la que alude el post.

    Más Birras es de esas pequeñas delicias que se crearon y recrearon en esta tierra sin sucumbir a las mazmorras madrileñas y de los que soy irracional seguidor.
    Te pongo página Más Birras

    Después el grupo se fue deshaciendo y a mauricio aznar se lo llevo la ventolera una mañana del 2000.

    Te dejo con Cass

    Cass de Más Birras

    ResponderEliminar
  4. se que es tarde para este comentario, pero escribiré mares de palabras, por que creo que si escribes sacas todo lo malo que te pasa, y lo combiertes en recuerdo para un futuro

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...