lunes, 18 de junio de 2018

Lo que aprendo gracias a Twitter: Pinturas y pintores



De un tiempo a esta parte, mantiene el personal que Twitter se ha convertido en un estercolero fétido donde defecan sus inmundicias mentales todos los frustrados, castrados, malfollados que en el mundo habitan. Y yo no estoy de acuerdo del todo con ello, por lo menos no en mi “tuitlain”. Siendo que uno amiga a quien quiere amigar y que los amigos se parecen entre sí, quienes mantienen la anterior teoría dicen muy poco de sí mismos o de su criterio para seleccionar amistades.
También es cierto que la red del pajarico es un patio de recreo donde muchos se meten (nos metemos) para divertirnos y pasar el rato troleando un poco: Bien, todo se admite. Pero sí eso lo haces con nombre propio corres el riesgo de que te hagan un Maxim y una cosa es que a mi, que soy un mindundi, me pillen comentando Un príncipe para corina o valorando (machistamente, lo ) las agraciadas virtudes de alguna presentadora del telediario (Sandra Golpe o Lorena García en mi recuerdo, pufff) y otra es que pongas como chupa de domine a cualquier tipo que te desagrade mentándole a sus progenitores en el mejor de los casos o la integridad sexual del cónyuge o conyuja, hijo o hija en el peor..
En el lado contrario están los que se lo toman la cosa demasiado en serio: el corifeo de palmeros de una determinada ideología política o el autor literario en busca de buenrollismo como ejemplo. Yo a los primeros directamente les unfollogueo a la que puedo, es cierto que los indulto cuando sus diatribas son graciosas, pero de lo contrario al bote de la papelera que van por tabarras y me da igual que sean de diestras, que de siniestras.
Los autores son otra cosa. Yo lo reconozco: me encanta cuando comento o posteo el libro de un autor (para bien o para mal) y el autor me contesta (ya sé que la mayoría de las veces son los comunity managers o la editorial, pero yo me hago ilusiones y ya está, me da igual). He hablado en mayor o menor medida con Lorenzo Silva, Montero Glez, Sergio del Molino, Pedro Andreu, García Montero entre otros. Lo hablaba una vez (on line) con Lorenzo Silva que hay que ser muy valiente para dar opiniones a cara descubierta siendo un personaje famoso. Con ellos no tuiteo de política, sino de literatura, porque de lo contario corro el riesgo de encabronarme falsamente y enturbiar mi impresión literaria por la meme(z) más o menos afortunada que ese autor espute en las redes sociales.
Hace unos meses se encabronó Lorenzo Silva y salió de tuiter porque decía que de allí ya no sacaba nada o casi nada positivo. Yo creo que fue un error, que lo que quizá hacía mal es entrar a todos los trapos y contestar sin cribar, una cosa es el buen rollismo de hacerte amiguete de los lectores y otra es entrar en batallas suicidas con anónimos. A mi la verdad me encantaría que volviera (si no lo ha hecho ya de anónimo) y que se mantuviera en un nivel de intensidad media como hacen @pedroandreu o @monteroglez (ninguno de los dos caracterizado precisamente por su neutralidad política pero entrando solo al trapo que quieren entrar).
Dicho lo que precede y volviendo a lo que quería decir en un principio antes de enrollarme como político explicando su dimisión, me gustaría mostraros varias joyas de pintura de las que no tenía ni idea y que solo conozco gracias a que tuiter. Tan solo con este listado ya merece la pena abrirse una cuenta pajarraca: 
Si pulsais en el nombre del autor os enlaza a más obras o saber quién es y de paso veis distintas webs recopilatorias de arte que están muy bien. 
Y después he montado un momento de twitter con estos tweets guardados de pintura que refieren a las obras que pongo aquí. Me imagino que sabeis lo utiles que son los momentos en twitter para ordenar, si no os lo cuento otro día. Disfrutad







6 comentarios:

  1. Pssst... El segundo es Lawrence Alma-Tadema

    :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooooooooola Ana maria
      Cierto, se me ha colado la l por la d.
      Además muchos de estos descubrimientos pasan por mi apreciado filtro de tu retuiteo que me hace descubrir bellezas desconocidas.
      Bss

      Eliminar
  2. Twitter es tan bueno o tan malo como tú quieras. Es cuestión de usarlo bien, elegir a quien sigues, y tuitear con criterio. Vamos, como la vida misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ordenar un poco. Lo de los momentos es un gran invento, porque si no twitter es un caos
      besicos.

      Eliminar
  3. A esto se le llama usar las redes para algo útil

    ResponderEliminar
  4. Hooooooola papa cangrejo
    Me favoriteo los cuadros que me gustan y hoy me ha dado por hacer una recopilación. Hay un par más de arquitectura y fotografia que también me gustan.
    abrazos

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...