jueves, 29 de marzo de 2018

¿Pero qué cojones os pasa con Murakami?



¿Pero qué cojones pasa con Murakami? Vas a un pueblo por primera vez, conoces a alguien, te lo pasas bien con él y luego lo cuentas y todos te ponen a parir ¿pero qué dices chaval, tú no sabes quien es ese? Es un plasta, un pedante, se cree que es muy listo por hablar de música y libros europeos, se cree que le van a dar un premio. No sé igual tenéis razón, igual es una tabarra como decís, igual el tipo es insoportable pero a mi me ha gustado en lo poco que le he conocido. Lo mismo pasa con Murakami que puede ser que el conjunto de su obra sea un bodrio infumable pero a mi lo que me he leído (cuatro libros de tirón) me ha gustado mucho.
Empecé por Tokio Blues (muy bueno), seguí a la vez con Hombres sin mujeres (varios cuentos unos mejores, otros peores y algunos muy muy buenos) De qué hablo cuando hablo de escribir (autobiografia) y he acabado con Los años de peregrinación del chico sin color (me ha encantado).

¿De qué habla Murakami? De japoneses deprimidos con mucho sexo y alguna paja mental (y alguna no mental). Sí japoneses, esos señores raros simpaticos y bajitos que pueblan nuestras calles turísticas haciendo fotos a todo lo que se mueve, sí esos que hacen coches feos pero eficaces como el mio. Pues esos señores tan raros son los protas de las novelas del amigo Haruki. Es que Japón no es así. Seguro, pero como no conozco Japón me creo lo que me cuentan como si fuera un país imaginario y ya está. Ya lo decía No me pises que llevo chanclas Japón mia que esta lejos Japón (pues eso).
Hace frases cortas y simples. Correcto. Si te gustan frases largas y complicadas te lees a Marías y ya compensas, pero es el estilo de este hombre qué le vamos a hacer. Unos juegan de defensa otros juegan de delantero, unos meten goles otros encestan canastas pero los dos pueden ser buenos cada uno en lo suyo.
Otra crítica: es que es un barnizador de libros. Entiéndase por barnizador el que pinta su novela de citas literarias, históricas y musicales para barnizarlo de cultureta. A veces se pasa, puede ser, pero creo que tanto Los Beatles en Tokio Blues, como Listz en el chico sin color tienen y dan sentido a lo que se cuenta, nada que ver con barnizadores profesionales como perez reverte. Qué le voy a hacer, a mi me gustan los libros con banda sonora. Rayuela como ejemplo y me gusta saber lo que leen los personajes porque me permite saber mejor cómo son.
Otros dicen que es un intenso y que va de profundo y mágico cuando es un plasta. Es que habla de intimidad y de los sentimientos íntimos que bordean con los sueños y en esa frontera es fácil caer en lo cursi. Según dicen los que han leido todo, en estos dos libros (el de Tokio y el del chico sin color), se mantiene a raya en lo onírico pero que en el resto se desboca. A mi no me gustan los libros oniricos Pedro Páramo como ejemplo Sin embargo en estos dos libros no he visto ningún exceso en ese sentido. No sé, si hablamos de realismo mágico, en estos me parece más realismo que mágico. El resto de libros no lo sé.

  
Y después de esta introducción general pasemos a lo concreto. ¿Qué nos cuenta Murakami? Os paso un decálogo que,como su nombre indica, tiene doce puntos:

1-.Murakami habla de luchas interiores, de personalidades en conflicto, que en algunos casos derivan en enfermedades mentales e incluso en suicidios. (Algo que parece que en Japón andan en cabeza) y lo cuenta desde el yo narrador o de un tercero pero que está dentro del coco del prota. No mete rollete sino que esa personalidad en conflicto la muestra contando sensaciones de la vida cotidiana. A veces cosas ridículas a veces cosas profundas que les pasan.
2-.Los protagonistas de Murakami se chocan contra la extrañeza de vivir, pero sobre todo se chocan contra el abismo de los demás. (me ha traido un regusto a mi idolatrado Castilla del Pino) Complicado es saber lo que yo pienso, pero en las novelas del japonés es más importante el intento de averiguación de por qué los demás piensan como piensan, hacen lo que hacen, sienten lo que sienten. Por qué se suicidó (en Tokio Blues) Por qué me negaron la palabra (en El chico sin color) por qué no folló con su novio y sí conmigo o viceversa (en todos).
3-. Esto es importante en las novelas de Murakami: la gente folla como conejos. El sexo está presente en cada página. Un sexo iniciático que luego marca la personalidad adulta. Follan, se pajean, se hacen mamadicas y todo dándole un punto de trascendencia quizá excesiva pero constante y bien contada.
4-. Murakami diferencia entre lo que pasó (la historia) y el recuerdo de lo que pasó (recuerdo). Juega en dos pistas el ahora y el entonces; el resultado y la causa; los traumas y el descubrimiento del porqué. Ese periodo entre los 15 y los veintitantos que te hace el resultado en los treintaypico. (Me viene a la cabeza el libro Eres tu memoria del psiquiatra Rojas Marcos)
5-. Dicen que son novelas corales, yo más bien las veo como un protagonista o héroe que va encontrando distintas personas en su camino o en su descubrimiento. Es peculiar como nos presenta y nos hace entender a los personajes que se van introduciendo en las novelas. Nos cuenta pormenorizadamente  cómo viste la gente, cómo están decoradas sus habitaciones, qué música escuchan, qué libros leen, el significados de sus nombres y sobre todo cómo les gusta follar a cada uno de ellos y ellas. Y eso va construyendo nuestra visión de cada personaje. Personajes que siempre tienen una intriga personal y mental que el prota intenta descubrir. ¿Por qué piensan como piensan Qué les ha pasado para ser así?
6-. Los personajes llenan de simbología interior chorradas del día a día Dentro de la extrañeza en vivir, hace hincapié en la dicotomía orden/desorden. Su compañero de habitación ordenado, frente al desorden del colegio mayor.. El orden que rige el desorden o viceversa en las estaciones de tren.
7-. Y es que los trenes como metáfora cruzan constantemente las novelas que he leído. Los personajes viajan mucho en tren, en metro. Bueno viajan mucho en general. El tren y sus vias como alternativas, los mundos nuevos que se abren solo con coger un tren e irse a una ciudad que apenas está a unos kilómetros. El espectador del trasiego de una estación de metro en hora punta. A los que somos provincianos como un servidor, siempre nos han generado metáforas de todos los colores las estaciones de metro. ser espectadores del trasiego cotidiano como espectáculo cuando estás fuera.
8-. Ya lo he dicho pero la muerte, el sexo y la infidelidad pasean como sombras constantes por los relatos. Es peculiar la visión de la infidelidad en los cuentos de Hombres sin mujeres. Es una infidelidad que se permite como una intriga más en el modo de pensar de los otros, una infidelidad tolerada, en la que tiene más la fuerza el porqué lo hizo que el dolor del corneado. Quizá también porque la infidelidad se vive como agente o paciente indistintamente en cada novela.
9-.Política. No tengo ni pajolera idea de la política japonesa pero a mi me da que a Murakami eso de la iconografía revolucionaria del 69 le tiene bastante desencantado y se la trae al pairo. Toda esa gente que lo politiza todo, esa pijiprogresía japonesa o europea que, como canta Sabina, tiene un trozo del muro de Berlín en su despacho de entidad financiera. Yo creo que le repatea “Ese tipo que va al club de golf, Si lo hubieras visto ayer, dando gritos de "yankie go home" Coreando slogans de Fidel. Hoy tiene un adoquín. En su despacho. Del muro de Berlín. Ese mismo que tanto admiró. La moral estilo soviet, Por un catorce por ciento cambió. La imaginación al poder.” Pues eso.
10-.Profesiones. En esto que me perdone molinos me ha traido mucho a la memoria a Ford. Con su periodista deportivo representando lo efimero e intrascendente y su vendedor de pisos representando la búsqueda de consolidación en la vida adulta a través de la compra de la casa. Aquí Murakami repasa un elenco de profesiones de modo simbólico en especial ese constructor de estaciones de ferrocarril en el chico sin color y el repaso a cada una de las profesiones de sus amigos con su simbología.
11-.Ya comentaba antes que el realismo mágico de Murakami tiene en Tokio Blues y en El chico sin color más de realismo que de mágico. Pero al parecer no es lo normal en este autor. En los cuentos de hombres sin mujeres ya se ve la tendencia a que se le va un poco más la olla con lo imaginario. En algunos casos lo encaja bien como en el argumento de Kino y no tanto en otros cuentos que suenan más a onanismo mental. Los sueños no son tanto parte del argumento sino una insinuación de lo que piensa y como piensa el personaje. A mi que no soy muy fantasioso, en estos tres libros no me ha chirriado, no sé en los demás.
12-. Ya se veía en la biografía de que hablo cuando hablo de correr que me leí anteriormente y en la de qué hablo cuando hablo de escribir, pero para Murakami el deporte (mas los deportes individuales como correr y natación) es fundamental para desarrollar la parte intelectual. Sus personajes nadan y corren, juegan al rugbi y mira tú qué cosas alguna hace incluso balonmano.

Pues este es el post tochana que os endilgo a modo de penitencia de semana santa. A mi me ha gustado el Haruki y coincido con el Sr Di de que “tiene pinta de crecer luego en el interior” (el libro no el sr di). Que es una frase un poco Disney pero que creo que describe muy bien lo que es la lectura del afamado compatriota de Oliver y Benji y constante candidato al nobel.
En fin parece que si se habla de Murakami hay que posicionarse como si habláramos del Barsa y del Madrid, yo no llego a tanto pero si a recomendaros Tokio Blues y a deciros que Los años de peregrinación del chico sin color me ha encantado y le pongo un cinco estrellas a pesar de las manías en alargar finales y que Hombres sin Mujeres tiene algunos cuentos estupendos como Drive my car. Los De qué hablo… tanto el de correr, como el de escribir ya es más para conocer al autor. Sin duda le pega lo que cuenta de sí mismo con lo que cuenta en las novelas.

PS_: Una posdata blogosferica si a mi me dicen que me juegue mi disco de los Hombres G y mi patito de goma diciendo si a la afamada molinos y a la Dtra Di les gustaría este autor o no yo me los juego sin duda a que ambas serían seguidoras acérrimas… y como ya sabéis los hubiera perdido, porque nos les gusta nada.
Pero igualmente si me dicen que apueste por mi mismo a que yo me iba a leer cuatro libros seguidos de un japones salido que habla de suicidios y onanismos mentales también los hubiera perdido porque hubiera dicho que jamás de los jamases y mira tú, me he identificado con esos japonesitos y japonesitas intrigados por el abismo que supone indagar en la mente propia y en la de los demás y en encontrar los simbolismos que encierra la rareza de vivir cada día.

26 comentarios:

  1. No he leído ninguno de este señor, del único japones que he leído es Seishi Yokomizo en novela negra. Pero ya que lo recomiendas buscaré uno en japonés que tengo que practicar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda sabes japones? Que caja de sorpresas. Pues los de Haruki tienen pinta de ser complicados de narices. Yo tuve cierto trato con un traductor de murakami, De hecho el primero q me lei fue por eso.
      Abrazos a puñaos

      Eliminar
    2. Del tal yokomizo ni idea. No me he leido nada de novela negra oriental q tiene sus seguidores.

      Eliminar
  2. Me leí casi todas sus novelas del tirón en el verano de 2015 porque me mudaba y apareció una copia de Tokio Blues entre mis libros que había cogido de casa de unos amigos en 2012 y no había leído. Me leí Tokio Blues y necesité más y más, hasta que la melancolía pudo conmigo. Leí sus obras en Corea del Sur, Malasia, Singapur, España y Francia. La melancolía pudo conmigo en el norte de Francia y decidí que era hora de terminar mi etapa Murakami. Hasta hace unos meses que vi "Absolutely on Music: Conversations with Seiji Ozawa" en la biblioteca y me lo leí. Me encanta y me ha gustado mucho tu análisis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenida al blog. Ya veo q hay riesgo de engancharse, asi q andare con cuidado dosificandome, pero estoy seguro de que volvere a caer porque soy de facil adiccion.
      Besos

      Eliminar
  3. A mi si me gusta.Lo que está claro es que levanta pasiones.Mi hermana lo adora y lee todo lo que escribe.A mi no me apasiona pero he leído cuatro.
    Y era obvio que ni a Molinos ni a Di les gustara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dile q se pase y que nos "aprenda" de murakami.¿cuales te has leido tu?
      No te quiero meter en compromiso pero no veo la obviedad de q no les guste, la verdad.
      Besicos

      Eliminar
  4. Yo leí tres: Tokio Blues, Kakka en la orilla y otro que se llamaba Sputnik mi amor... Tokio fue más o menos, Kakfa fue tortura y el último fue solo para poder decir con criterio que siempre cuenta lo mismo y es un tostón.
    Luego leí el de correr y me afirmé en que le encanta ser Murakami y es un plasta.

    Nunca más.

    Lee a Mishima. Te va a flipar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y la recomendacion.
      Alguna recomendaciin en concreto de Mishima?
      Por cierto voy a terminar la serie Bascombe con accion de gracias. Eso es que estoy cerca del cincuentismo?
      Besicos lil.

      Eliminar
  5. Creo que todo apunta a que hemos elegidos los libros adecuados para encarar a este autor. Yo he intentado leerme alguno más –Sputnik mi amor, 1Q84-, y fracasé en el intento; el de “Escucha la canción del viento/Pinball 1973”, que fue lo primero que escribió, es bastante flojo. Prefiero no seguir indagando, me temo que su rollo místico/onírico no me terminaría de gustar, sobre todo cuando se alarga demasiado. De todas formas el de “After Dark”, dentro de su sencillez me gustó bastante, y no lo has mencionado.
    Yo siempre defenderé a Murakami, pero es un rollo personal por esos dos maravillosos libros –desde mi perspectiva de juntaletras-, que son “De qué hablo cuando hablo de correr” “De qué hablo cuando hablo de escribir”.
    Felicidades por la reseña, un abrazo muchacho ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de After dark no lo he mencionado porque no me lo he leido. Yo te sigo el consejo y me lo apunto.
      El de hombres sin mujeres de cuentos si que me ha gustado y está en la linea del Tokio Blues. (Bueno hay algun cuento prescindible pero en general bien)
      De qué hablo cuando hablo de correr me gusto mucho y fue el primero que lei. Además lo he regalado bastante a la tribu de corredores amigos que tengo.
      El de de qué hablo cuando hablo de escribir me lo he leido en esta tacada. Me gustó mucho. Pero lo encontre un poco a la defensiva. Ese yo no busco premios, no soy un escritor drogata... tengo además medio escrita una reseña. Ya la colgaré más adelante para no atosigar con el japonés.
      Muchas gracias y "sigo siguiendo" tus listas. De hecho ahora estoy con el de Wyoming que ponías muy bien.
      Abrazos.

      Eliminar
  6. Aquí hablé del Rumor del oleaje
    http://www.cosasqmepasan.com/2017/12/lecturas-encadenadas-diciembre.html#.WsJLgWYrzq0

    Y bueno, puedes leer a Kenzaburo Oé y su "Una cuestión personal".

    ResponderEliminar
  7. A mi me encanta Murakami ... entiendo que haya gente que diga que siempre escribe lo mismo, es cierto. Tiene un universo poético muy personal y algunos de sus temas son recurrentes en su obra. ¿Y qué? podría dar 100 nombres de escritores laureados que hacen exactamente lo mismo. La cuestión es si conectas con ello o no, en mi caso, pues sí. Algunos más y otros menos pero soy bastante fan. Con "La caza del carnero salvaje" recuerdo haber proferido en sonoras carcajadas. 1Q84 me parece una auténtica pasada. Pero vaya, que contra gustos ...

    ResponderEliminar
  8. Cuando un autor me gusta enlazo varios libros seguidos, Tokio Blues y After dark, hubo un descanso y luego Kafka en la orilla y 1Q84. Luego me cansé, pero sé que volveré, me gusta ese mundo donde todo es muy real pero que puede pasar cualquier cosa absurda que tomaras como si fuera lo más natural. Demasiadas referencias al suicidio, ahora lo tengo de vacaciones pero sé que volveré.

    ResponderEliminar
  9. Este verano lei un libro muy interesante que se llama El crisantemo y la espada, de Ruth Benedict. Esta mujer es una antropóloga cultural a la que llamaron del ejército de EEUU en la SGM, cuando entraron en guerra contra Japón. La pregunta más o menos que le hicieron fue ¿Y de esta gente tan raruna qué podemos esperar tanto si ganan como si pierden la guerra? Y ella contestó con un estudio ya digo muy interesante. Una de las cosas que cuenta es que, a los occidentales, las películas de guerra japonesas nos parecen alegatos pacifistas, cuando no lo son. Y es que las entendemos al revés, entendemos lo contrario de lo que nos quieren contar, porque no tenemos los mismos valores.
    Dicho esto: descarto volver a leer a Murakami por si acaso es que no lo he entendido. Me parece un petardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bastante de acuerdo en lo de que se nos antojan raros. (imagino que les pasará a ellos a la inversa lo mismo con nosotros).
      Hablando de pelis se me ha olvidado comentar que en el colmo de arrebato japo me vi la pelicula de la Coixet de Mapa de sonidos en tokio, que tenia grabada. Ya me disculapreis pero a Sergi Lopez no me lo creo nunca. Coixet si que me gusta en tomas y fotografia pero su dirección de actores me parece gelida. Mira que me gustó La Libreria y aun así me dejo regusto helado.
      ¿Que Murakami te leiste carmen?
      Besos.

      Eliminar
    2. Perdona el retraso. Tokio Blues. Una vez eso, quedó tachado de mi lista para siempre.

      Eliminar
  10. Hola Txelos! Veo esto tarde. Qué curioso q pensases q me iba a gustar (cuando creo coincidimos en poquísimos autores q nos gusten a la vez). Bolaño!!! Vila-matas!! (estos son los primeros q me vienen a la cabeza, pero creo q ha habido más)

    Yo creo q cuando uno lee no por el contenido, sino por la manera cómo nos hace llegar el autor ese contenido, lo q te pasa es como escuchar música: hay alguna q te gusta y otra no, y no se puede explicar. La música, si quieres, el la forma artística más puramente formal, no? Pues mi hipótesis es q tenemos distinto "oído" para la literatura. A mí este libro no me sonó bien (vale, es una traducción, eso lo tengo en cuenta e igual en original sería diferente, pero como dije tb Mishima era una traducción del japones y me gustó mucho).

    No sé si le daré otra oportunidad, la verdad... para los q os gustó su patata del correr os aconsejo "La soledad del corredor de fondo" de Allan Sillitoe, escrito en 1953, antes q todas esta tontuna del running empezara... casi hasta me han dado a mí ganas de correr. He dicho CASI.

    Muxus guapo

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se te ha pasado porque me tienes en la lista negra a mi y a mi primo y nos has quitado cruelmente de tu blogroll. Mi primo que es buen tio, te conserva en su lista de blogs así que te tengo controlada.

      Pues no sé, creía que te gustaría por la temática de los personajes de Murakami, el desarrollo de esas personalidades atormentadas en la adolescencia que derivan en irse un poco de la olla al hacerse mayores. pero es verdad que igual por eso precisamente podría gustarte menos.

      Es verdad que no coincidimos mucho en escritores. Que yo recuerde en garcia montero, la ballena y poco más. Cuando sea mayor yo creo que puede gustarme Bolaño, lo de Vila matas me parece más dificil.

      Iba un poco maliciado por tu post, pero tokio Blues no me pareció ni mucho menos mal traducido. Y el de correr mas que gustarme representó una carta de presentación del autor.

      Y coincido mucho con el Sr Di en que crece en el interior y los personajes se asientan cuando pasa el tiempo desde que te lo lees.

      Abrazos a puñaos.

      Eliminar
    2. ja ja, qué enfadicas somos con las listas negras! No, es q me escribiste en el mío de Tokio blues y no lo había visto pq estaba fuera. Sobre el "desarrollo de personalidades atormentadas", no le vi tanto desarrollo, ese es el tema. Hay mil libros sobre suicidio, por citar un par los clásicos "The bell jar" o "El guardián entre el centeno" o "Farenheit 451", q terminé hace poco. Nada q ver.

      .. y a mí aún no me "está creciendo" :):):)

      muxus

      di

      Eliminar
    3. Bueno yo te quito de la lista negra como los presos que se soltaban con ocasión de semana santa y te retorno al bloglist.
      Farenheit lo tengo en la lista de pendientes para leer y el guardían entre los pendientes para releer.
      Bss

      Eliminar
    4. AY que me parto... me has indultado como los de La Piedad!!

      Hay un tío q tiene un blog y dos degrees literatura q leo, y mira lo q dice de Tokio Blues: "a deluge of hand jobs and suicides cannot save this"... aquí el post

      https://triumphofthenow.com/2018/04/10/norwegian-wood-by-haruki-murakami/

      Farenheit acabo de escrbir el divague pero me ha quedado un poco... digamos no sucinto... ainnnsss

      muxus

      di

      Eliminar
    5. Cooooorecto!!Igualico!!

      Ya sabes que ahora en españa lo de tener un par de degrees está incluso mal visto, aunque sean verdad. Es un poco como ser becaria en la epoca de Lewinski. jajaja!!

      El sábado me vi la pelicula de Tokio Blues que es un bodriete de cuidado precisamente porque solo se centra en los suicidios y en los "hand jobs" para mi es mucho más intresante la perplejidad del pobre Watanabe ante lo que sucede a su alrededor.

      Ya he visto el breve post. No me lo he leido lo he favoriteado para leermelo cuando lea el libro que lo tengo bajado en el ebook. Aunque ahora tengo la mesilla con overbooking. Entre otros vuestro adorado Mishima que pillé en la biblio.
      le he hecho caso a la afamada molinos y me he pillado el del oleaje.¿También es de tus favoritos?
      Besos indultados!!

      PS-. Mi primo está celoso porque a él no le has indultado.

      Eliminar
    6. LOL!!! Ahora tu primo!!! GReedy!

      En el divague de Farenheit no cuento la historia, como casi siempre, pero igual léete ahora los comentarios q están activos y bien...

      Y el concepto becario ya hace quedado "manchado" para siempre... ja ja

      hugs

      di

      Eliminar
  11. A mí también me gustó mucho Tokio Blues y la del chico sin color. La autobiografía sobre correr es diferente, pero también tiene me gustó. La que no me convenció es la de Kafka en la orilla... es casi pretenciosa.
    En fin, para los gustos los colores (incluso para el chico del nombre sin color)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno parece que estamos todos de acuerdo. Es como esas listas de si te gustó Tokio Blues te gustara el del chico sin color. Yo añado y si te gusto el del chico sin color te gustará el de hombres sin mujeres.

      También hay unanimidad que el de Kafka es un ladrillo. El unico en el que hay votos a favor y en contra es el de After dark.

      Abrazos!!

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...