jueves, 18 de octubre de 2018

Un post viejo, una foto de un viaje, una canción

Pasando el tiempo nos hacemos esclavos de nuestro blog. No es que nos obliguemos un poco a escribir, que también; sino que nos da miedo a que se rompa por escribir sin pensar. Como si todo lo que tuvieramos que escribir tuviera que ser brillante, como si realmente alguna vez lo hubiese sido. Y pierde frescura. Porque al principio leias un libro y ponias las cuatro ocurrencias que habías anotado en los margenes sin más preocupación, sin formato ,como mucho alinear a derecha. Ahora parece que estuvieras obligado a la reseña perfecta que sea la referencia del libro en la blogosfera entera.
Del anonimato ni hablo, ya todo el mundo sabe que tienes un blog. Tus hijos, tu madre, tus compañeras de trabajo, la amiga del amante del tercero C, todo el mundo. Y muchas veces cuando vas a depotricar te cortas para que no se rompa tu imagen 3D que es por otra parte más ficticia que tu avatar bloguero. Aquí salvo pseudo que mantiene su careta el resto hace años que hemos tirado el pasamontañas al fuego.
Y nada de esto es especialmente malo, más bien es el devenir normal de las cosas. A mi lo que me sabe malo es que esa autocensura, ese calentamiento de la frescura, ralentiza el ritmo de actualización. Ahora esribiría pero me da pereza tener que corregir, ahora incendiaría las redes poniendo a parir a mi vecino de puerta pero corro el riesgo de que en lugar de comentar, como sabe que soy yo, me aporree la puerta con insultos groseros. Y por eso en vez de escribir cruzas los brazos y en lugar de un post malo, no escribes ninguno que aun es peor.
Cada uno se busca a su manera la vida para atajar el gripado bloguero. La Dtra Di ha convertido su blog en un chat, yo mismo voy abriendo blogs y blogs para escurrir el bulto de escribir en este. Otros optan por la calle del medio y hacen un Bartleby sin más explicaciones como las perrunas y Viveiro (con lo que daría de sí tu blog retransmitiendo nuestros brillantisimos partidos de padel-humor) y muchos más se enredan en tuiteres como el moniko de gueska dejando la academía triste y llorosa como la universidad de los tuneros.
Por mi parte para que cada vez que vea el blog, no me entre un arrebato de tristura, he decidido cambiar la columna lateral cada poco. He puesto un listado de libros con sus comentarios, el enlace al listado de mis cuentos y una alusión a un post viejo mio que me haya gustado y me siga gustando. También me he propuesto ir rotando una foto de un viaje que haya hecho, no porque sea especialmente bonita sino porque me recuerde algo bueno y finalmente una canción que me guste. Pues eso Un post viejo, una canción y un libro. Y si no empezamos a leer desde el primer post otra vez en bucle y a correr.

https://elchicodelaconsuelo.blogspot.com/2010/02/esta-es-la-primera-entrada-que-realizo.html


14 comentarios:

  1. Yo también tengo esas reflexiones pero creo que como bien dices es el devenir normal de las cosas y tampoco sabemos que pasara dentro de tres meses o tres años. De todos modos lo bueno de los blogs personales es que puedes hacer lo que quieras con ellos. No te pongas triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooooooola Mo
      A mi lo que más me gusta de los blogs personales es que se conviertan en redes abiertas. Que pueda seguir la lista de reseñas de libros de rorschach con quien tanto coincido o las recomendaciones del sr NaN, aprovecharme de tus seguidores, ver las fotos de Andandos y sobre todo cruzarme comentarios con cada uno de ellos y con todos a la vez.
      Dice el filosofo Byung Chul Han a quien conozco como a otros muchos por Rorschach que las redes endogámicas de seguidores que se retroalimentan, terminan convirtiéndonos a todos en iguales. Estoy muy de acuerdo.
      En estos últimos diez años he abierto muchísimas puertas muy distintas a mis pensamientos ordinarios gracias a las conversaciones en blogs.
      Muchos de ellos los conozco por el molinismo a quien estoy tremendamente agradecido.
      Besicos.
      PS.- Un amigo tuyo se acaba de leer tu libro que yo le he prestado. Pero como está ausente de los blogs no lo comenta que lo sepas. jejeje

      Eliminar
  2. El blog tiene identidad propia

    Se confunde con la propia

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vasos comunicantes
      Reconozco que muchas veces me reconozco pensando en post
      Abrazos

      Eliminar
  3. Te entiendo perfectamente. Mira que yo he sido paranoico con no poner fotos en Instagram, no dar datos de nada (Ni mi nombre ni la edad siquiera) mira que he sido cuidadoso de meter dos entradas de vida real y cincuenta de ficción exagerada para cubrirme las espaldas… y al final tengo a un par de vecinas, varias personas del trabajo, ¡e incluso a mi propia madre! en Facebook, donde por desgracia he compartido mis entradas del blog. Eso sin contar con Twitter o las preguntas del Curious en las que al final vas contado media vida, de algo hay que hablar, y se te va el anonimato por el garete xD
    Pero bueno, menos mal que hay mil temas sobre los que escribir, que también con los años pierdes la vergüenza y que, como solución drástica, puedes poner el blog sin comentarios (como hice yo varios años) o en privado, das acceso solo a los quieres y fuera.
    Pero en realidad una de las cosa buenas de los blogs es su propia intrascendencia, ya nadie se molesta entradas antiguas, ni en leer post demasiado largos o con enjundia. Sí, puede que exista la posibilidad de que te lean, pero en realidad no lo suelen hacer, la gente se emociona con la novedad, con otro tipo de redes sociales. “¿tienes un blog?. Qué guay, pues a ver si te leo.” Nadie se molesta. Escribe tranquilo, aglutina todos tus blogs en este, y dale caña a la escritura automática. Y ante cualquier queja adopta la misma postura que yo y di que todo es ficción, un divertimento literario xD Más problemas que he tenido yo con algunas “musas” no van a causarte tus vecinos 😉
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, lo de acumular blogs no me gusta. Precisamente cada uno tiene su momento. No sé, me gusta mucho versar en el ordenado y escondido y prosar en el del hermano gafotas.

      Tienes razón, los blogs son un poco literatura liquida en el sentido de Bauman. Construcciones efimeras e intrascedentes con obsolescencia programada.

      Lo de las "musas" ya entra en otra dimensión que yo ni intuyo. Pero no dejo de verlo como un mundo curioso.

      Como dice un amigo uno de los mayores problemas de nuestras era es por tomarnos demasiado en serio y darnos demasiada importancia.

      Bueno para mi siempre es un placer leer blogs como el tuyo que me descubren terrenos que no frecuento.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. Hola TXELOS: NO te entiendo. Varias cosas.

    Me parece q uno de los distintivos de tu blog debería ser "desolación por la decadencia del bloguerío", pq llevas mucho tiempo tocando este tema. No sé, no lo manejo, pq apenas entro en blogs, tú sabrás mejor q yo. Pero yo creo q el blog no es una red social, como el tuiter o FB o lo q sea. Para cada uno nuestro blog es lo q es, pero ante todo, es algo q está a tu servicio, y en el momento en el q pasa a ser al revés, se acabó. Parece evidente, pero creo q eso le pasa a la gente q lo deja. Y no estoy de acuerdo en q yo en particular haya "convertido a mi blog en un chat" para sobrellevar este hastío q tu describes. Yo he sentido, varias veces, bloqueo, tengo algún divague del tema, pero yo no me agobio o siento hastío por "el fin de los blogs". Me la suda. Tampoco he convertido a mi blog en un chat... en mi blog entraba un grupo de gente durante un tiempo, y había conversaciones, q me parecían muy chulas, de nivel superior a lo escrito por mí, fíjate. Creo q esta época se ha acabado, de ellos cada vez entran menos y tengo claro q algunos se irán para siempre pq así ha sido (y te habrá pasado a ti tb) q hay gente q pasa, está un tiempo, y se va. Yo recuerdo gente q entraba en divagando hace siglos y entiendo perfectamente q, llegado un punto, se aburran, pq todos al final contamos siempre la misma historia, y eso se aguanta en Philip Roth y tal... pero en blogueros de tres al cuarto, me contarás (ja ja).

    Sobre lo de q te conocen... lo tienes fácil. Abre otro blog, y no se lo digas a nadie (solo a mí, si total... soy una pobre emigrante). Yo tengo alguna gente q no he querido q lo sepan y... no lo saben. Se puede. Para mí lo fundamental es q nadie sepa q Di Vagando es Rosa María Sardá, pero aparte de eso...

    Divago...me voy. Tranquilo... esto es una afición... pero si te engancha, :) es chungo quitarse.

    LOve

    di

    ResponderEliminar
  5. Lo que me preocupa no es tanto la decadencia del bloguerio, sino entrar en la espiral de Bartleby y dejar de escribir. Estuve unos años de secano y los recuerdo fatal. El blog con vida me obliga a actualizar, el blog medio parado me hace pasar de escribir. Y eso es lo que no quiero, dejar de escribir.
    Como decía por arriba molinos, lo bueno de este juguete es que cada uno lo utiliza como le da la gana.

    No veas lo del chat como una crítica, pero si siempre hablan cuatro personas en conversación cuasiprivada a la que es dificil engacharse no me resultan atractivos los comentarios, si a esto sumas la moda de borrar lo que se escribe, pues como llegues tarde ya no te enteras de nada y no me llama el entrar en comentarios. Otra cosa son tus posts que sigo al dedillo, mucho más si son contarrios a lo que pienso porque así me hace darle al magín.Pero vamos que cada uno pinta su blog de la manera que cree oportuna y me parece fenomenal.

    Perder el anonimato no es un problema. Otra cosa es que si alguien pone mi nombre en google salga este blog, eso no me gusta. Que algien sepa que escribo esto no me molesta al contrario. Ahora bien se escribe de otra manera. Además al principio de perder el anonimato hay gente que se cree que tiene poder tras la amenaza de revelarte, lo mejor en ese caso es hacerlo publico y se acabó la amenaza.

    Y ciertamente es una droga que engancha y mucho
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no veo q vayas a dejar de escribir, no creo q se pueda. Te acuerdas de cuando escribías en cuaderno, luego en folios (con falsilla) y más tarde en docus de word q metías en carpetas amarillas? Luego vino el blog. Igual viene otra cosa destrás del blog, es solo un formato. La voluntad de escribir permanece.

      No, no, no he visto lo del chat como una crítica, qué tendría yo q ver con eso? Lo bueno de esto es q tu dejas libre una entrada y vuela sola... los q están al otro lado hacen de ella lo q quieran (participen o no, claro). Estoy en desacuerdo en q, cuando eso pasaba, era una grupo cerrado. Supongo q tu lo sentiste así, con lo cual será parte de verdad, pero yo creo q si llegaba alguien nuevo había apertura y creo q todos nos alegrábamos. Una persona me dijo q "el nivel de los comentaristas era muy alto" y eso echaba para atrás. No creo q eso fuera lo q te lo hiciera poco abierto a ti. No sé. Lo de borrar los comentarios, qué te puedo decir q no sepas? Totalmente de acuerdo: me parece muy frustrante, lo he dejado claro y he intentado luchar contra ello.

      LO de poner tu nombre en google y q salga el blog, para quienes, por la razón q sea no lo queremos, debe ser terrible. En segun q mundos, simplemente no podemos...

      di
      PS. NO tendo tildes de la u

      Eliminar
    2. 1.-Yo pasé directamente del cuaderno al blog. Y lo peor es que como soy un zarrioso conservo todos los cuadernos desde siempre.
      2.-Es cierto que los comentaristas de tu blog aportan mucho y bueno; pero también que en ocasiones algunos caen en el tabarrismo absoluto por comentarios largos y pesados.
      3.-Ya sé que estás en contra del borrado y además no lo entiendo. Yo como los recibo automáticamente por correo el que lo borra se lo repongo echando leches. Es que si no, luego los comentarios siguientes pierden todo el sentido.
      4.-Yo soy de los prehistóricos que funciono con dos moviles precisamente por eso. la burbuja absoluta es imposible pero al menos una cierta separación.
      5.- Siempre me ha parecido una heroicidad escribir con teclado británico.
      Besis

      Eliminar
  6. Venga chaval, cuenta como perdiste ayer tres sets.
    jajajajaja

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que sigo en el anonimato pero pese a no conoceros cuando alguno me dice que escribo "obviedades" me caliento y dudo, pero he aprendido con los años y mucho tesón a esperar veinticuatro horas y ya deja de importarme.Porque si no solo colgaría fotos.
    A mi me entretiene éste blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias me alegro que te entretenga que también de eso se trata.
      ¿Quien te ha dicho lo de las obviedades? yo no lo he leido por ningún lado de los comentarios a tu blog. Es más me parece que es de los poco que todavía conservan ese punto de blog personal.
      Bss

      Eliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...