sábado, 2 de febrero de 2019

Richard Ford crítica de Accion de Gracias. Una inestable estabilidad o al revés.


No sé si el título Acción de gracias dice todo lo que se puede decir en español del libro tercero de Richard Ford sobre el amigo Bascombe. En español podría ser mejor El día de navidad; o sea, ese día en el que la gente regresa queriendo u obligado a casa, se le espere o no. Porque el día de navidad hay gente a quien se le espera de regreso, pero también hay gente que regresa y no tienes maldita las ganas de que lo haga. Para mi eso es Acción de gracias una mezcla entre la voluntad de conseguir un periodo de permanencia, de estabilidad, como si ya lo que es fuera lo que tiene que ser para siempre y una continua vocación por alterarlo a través de la gente que regresa. El estado en el que “así están las cosas” (the lay of the land) y el intento de moverlas, o en muchos casos el último tren que ve la gente para que su vida no quede escrita como una puta desidia.
Recordemos quien es Bascombe, aquel hombre al que conocimos con 38 años, recien divorciado, recién fallecido uno de sus hijos y que había encontrado en la profesión de periodista deportivo la alegoría más exacta de la intrascendencia y lo efímero de las cosas. “Si hay otra cosa que se puede aprender del periodismo deportivo es que en la vida no hay nada trascendental. Las cosas vienen y se van, y eso es la vida.
Después vino El dia de la independencia con Frank con cuarenta y tantos y su visión del mundo buscando estabilidad Seguimos pensando en la vida como el juego en el que vamos logrando nuestros objetivos sin darnos cuenta de que “el modo como se nos escapan nuestras vidas es nuestra vida” “El acto de subirme a la cuerda floja de la normalidad”. El día de la independencia sucede en ese momento de la vida cuando se quiere echar raíces, en teoría para siempre, representado en el oficio de agente inmobiliario y la compra de la vivienda que nos verá jubilarnos. Siempre en el recuerdo el análisis cruel de la paternidad en ese libro.
La elipsis entre libros dura en este caso 12 años y coincide con el día de acción de gracias del 2000. A esta figurada (y real) cena de acción de gracias regresa su hijo al que vimos de protagonista en el día de la independencia con su adorable novia manca, regresa su hija bisexual que acaba de romper con su jamonísima pareja y ahora se trae a un petardo de nuevo novio, regresa porque realmente nunca se va Sally a quien le ha regresado su ex marido desaparecido y ha dejado a Frank como animal herido en medio de la calle, regresa aquella chica adorable y follable, Vicki, con su padre ya abuelete y por regresar regresa incluso Anna la ex innombrada, madre de sus hijos y constante contrapunto a Frank que anda por la vida como perrico sin dueño. Pero Frank también regresa, regresa a su ex pueblo, Haddam, por un funeral y se le viene a la cabeza su época anterior, porque es lo que tiene el regreso a casa, que uno vuelve pensando que lo que dejó ha quedado congelado en su ausencia y sin embargo lo que se encuentra es lo mismo pero deformado esperpénticamente por el paso del tiempo al punto de hacerlo ya irreconocible.
Ford siempre define acidamente rasgos de la sociedad norteamericana. Si en el periodista deportivo dibujaba con sabiduría la superficialidad americana y en el día de la independencia incidía en el rasgo del ansia de progreso (inmobiliario) del americano medio, en este libro es el concepto de inseguridad y violencia el que se retrata con maestría.
El libro se desarrolla en esa peligrosa zona del juego medio de ajedrez, donde das todo por sentado y de repente te llega un cáncer, dos macarras con pistolas o una bomba de un terrorista chiita en medio de un supermercado y se te lleva por delante dejándote con cara de gilipollas. ¿Estas preparada para reunirte con dios? ¿Has hecho todo lo que tenías que hacer? Pues esto es todo amigo, la vida era esto.
Me ha gustado mucho, Bascombe ya no es aquel personaje verde y por hacer descrito con el lenguaje lento y peculiar de Ford. Ahora es un personaje hecho, que casi le dicta la historia al autor, además me he ido acostumbrando al ritmo de Ford porque me he leido por medio Canada e Incendios, ambos brillantísimos. De Ford quiero leer todo lo que pueda antes de que el grupo de suecos promiscuos deje de hacerse tocamientos y decidan darle el nobel que se merece tras la friquez de lo de Dylan. Aquí hemos estado, por una vez, más acertados, no me refiero en lo de los tocamientos sino en darle ya el príncipe de Asturias. La traducción no llega a la genialidad de Antolin Rato en El dia de la independencia o Zulaika en Canada o Incendios pero claro, para mi estos juegan en la champions aquí se hace un trabajo profesional sin más.
Ford escribe de la vida que pasa, a mi me provoca, como siempre, y voy dejando por los cuadernos muchas líneas dictadas por sus historias normales. En los próximos días ya os pondré algunas notas que he ido escribiendo al hilo de lo que leía. Pero, el día de acción de gracias se acaba y como decía Serrat, vuelve el rico a su riqueza, vuelve el pobre a su pobreza y el señor cura a sus misas y la vida sigue en su bella eventualidad, en su estable inestabilidad esperando la tormenta que se lleve todas las casas por delante y deje arrasada la playa… pero esto ya es parte de Francamente Frank.
Si quereis recordar lo que dije de los otros libros de Frank Bascombe os dejo enlace:

Por cierto esta es mi reseña 70 desde que tengo el blog. Aqui teneis todas

5 comentarios:

  1. Ayer te dejé un comentario diciéndote que me alegraba que te hubiera gustado tanto FOrd, es un autor maravilloso. Incendios es magistral y sí, Francamente, Frank es más flojo pero yo le tengo cariño porque lo tengo dedicado.

    Tienes que leer Flores en las grietas dedicado a su madre.

    Soy moli en modo anónimo porque no sé porque Blogger sabotea mis comentarios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy anonima no estas sale hasta tu avatar jaja.Es un sabotaje suave.
      Tanto incendios como canada me gusraron mucho.
      Este me lo lei el verano pasado y me gusto mucho. Frank tiene el punto de ironia reforzado tras sus ultimos percances emocionales y de salud.
      Me apunto el q me dices.
      Bss

      Eliminar
  2. Lo leeré.Te he leído entre líneas para no enterarme del argumento.
    Volveré cuando lo lea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes q el argumento se suele desvelar en la primera pagina como en canada o incendios.
      Es dificil decir pero creo q es el q mas poso deja de la trilogia. Al menos para mi.
      Bss

      Eliminar
  3. Excelente revisión de los Bascombe. Me encanta el autor y al personaje lo has contado muy bien.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...