domingo, 5 de mayo de 2019

El centro derecha español y el Rey del Bukake


Sé que es una idea minoritaria, casi extravagante, pero creo que las pasadas elecciones generales son una gran oportunidad para la derecha española. Y no tanto en ese deseo tan español de destruirlo todo para reconstruirlo de nuevo (exactamente igual, eso sí), sino para definir de una vez por todas las distintas tendencias de la derecha que desde la llegada de la democracia se ha intentado mostrar de manera pseudo homogénea en ese cajón de sastre (o desastre) llamado “centro derecha”.
En toda Europa (uropa para algunos políticos): existen un partido liberal, un partido conservador y ahora un radical de derechas más nacionalista que confesional y más trasversal que añoroso que atrae a gente cabreada con el sistema (entre otros a una izquierda frustrada y desclasada) bajo el lema “españoles primero” y “no nos representan”.
Fue Felipe y su sanchopanza Alfonso los que inteligente y malignamente inventaron el famoso marco mental: “del psoe a la derecha solo está el abismo” y que abdujo con trazas proselitistas a tanta juventud prometedora ochentera hoy reconvertida al zapaterismo buenista juliaoterista de consejo de administración y que tiene como argamasa el principio fundamental de que “quien no piensa como yo es facha”. Justo es reconocer a Felipe la autoría del invento, pero sin desdoro de la versión 2.0 del actual violáceo mesías eclesiástico, que haciendo gala de su ya aclamado adanismo neopopulista, ha querido apropiarse de la cosa, con la única diferencia de incluir también en la derecha facha a los creadores del artefacto. (Debería hablar más con el sabio Anguita para que le “aprenda” los riesgos de quedar en excrecencia parlamentaria de aquellos a quienes agredes).

Es esta idea de que “del psoe a la derecha solo está el abismo” la que ha sido el histórico flotador de salvación del socialismo español (y otros varios) cuando ha visto riesgo de demolición por implosión de sus frágiles paredes internas y por eso en estos casos, llama a rebato y prietas las filas para la unión de todos los “españoles de bien” contra el fascismo opresor. Pasó en las elecciones del 36, pasó en el ochentayuno cuando aquel tipo con tricornio y bigote quiso amargarnos la existencia y pasó tras el 11-M cuando el otro tipo sin tricornio, pero también con bigote, pretendió ser el más listo de la fiesta. Hay que reconocer que ha sido una idea genial de los equipos de marketing y atrezzo del naufrago sanchez la de recuperar esta vieja estrategia para reconvertir a su maltrecho candidato de plástico en "héroe nacional contra el tri-fachito".
Hábil  trabajo el de identificar lo peor de cada uno de ellos para definir a todos ellos en conjunto: Si el PP son corruptos, los tres son corruptos; Si Vox es xenofobo, los tres son xenofobos; si C´s defiende el liberalismo laboral todos son opresores del proletariado. Y hay que reconocerlo lo han hecho bien. Tema aparte ha sido la desaparición “concertada o conscientemente paralela” de la derecha vasca y catalana. En el primer caso gracias a esa amalgama xenofobo-catolicona pro aranista que luego llama facha a todo lo no nacionalista (que mandan güebos) y en segundo gracias a la burguesía catalana ahora mayoritariamente en búsqueda y captura en esa ecléctica ideología del pujolbarcenismo .
 
Y es así como el naufrago sanchez, con el desparpajo del ignorante y la osadía de quien no tiene nada que perder, se ha erigido en el líder de la socialdemocracia europea cuando no mundial, resarciéndose de humillaciones en sus ya clásicas ruletas rusas y satisfaciéndose en la jeta de todo aquel que le ha retado. Y es precisamente por esta última nipona práctica, por la que mis amigos, encabezados por el sucio Viveiro, llaman al tal sanchez El rey del bukake. (Grosería impropia de este recatado blog que estoy seguro sabréis disculpar so pena de imaginar al tal Casado, a Felipe incluso a Susanita y sus ratones en tan afrentosa e indigna practica erótica a los pies de sanchez y sus adlateres).
¿Y por qué creo que es esta la oportunidad de la derecha? Porque si la derecha pensante (disculpen el oxímoron) tuviera un poco de autocrítica, no le seguiría el juego al Rey del Bukake, buscando a un mesías salvador “unificador del centro derecha” (sic) que de forma trasversal aglutine a los “colonizadores” en un “bando nacional contra el frente popular y los separatistas”. Si tuvieran más miras que la punta de su nariz (y sé que es alternativa minoritaria) se esforzarían por definirse en un amplio catalogo de opciones que permitieran a los ciudadanos posicionarse variadamente según sus matices sin necesidad de tener que elegir entre solo dos: o el “gran partido del centro derecha” o el “rey del bukake” con el resultado ya conocido de que una vez más, y no tardando, el susodicho les va a dejar con el careto estucado de nuevo.
La derecha, a mi entender, debe abandonar (y destruir) el marco conceptual (Lakoff siempre presente) en el que la han metido con inteligencia los community managers de sanchez para que contra la dicotomía suicida pueda optar por una diversidad de oposición (como sucede en el resto de Europa con ideologías bien diferenciadas): Liberales, conservadores, radicales sin olvidar a  franquistas nostálgicos que bien se podrían unificar dada su similitud ideológica con el nacionalismo supremacista de algunos territorios.

1 comentario:

  1. No estoy del todo de acuerdo, pero me encanta como está escrito.

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...