viernes, 16 de diciembre de 2022

Muse ando por Madrid. Amalia Avia Sensacional descubrimiento.

Hace un tiempo, cuando este blog derrochaba más de cincuenta entradas anuales, cada vez que andaba por los madrides por ocio o por negocio os contaba mis vivencias de provinciano en la capi: por aquí me parti las narices haciendo doble carpado sobre escalera de metro (cap 1) (cap 2), quedé con el Sr NaN siempre en nuestro recuerdo y pasee mis ignorancias por las salas del supremo en mis tiempos de deposiciones. A nada que os deis un garbeo comprobareis mi debilidad por este bello enjambre de humanidad que dice ser la capital del reino y que ya hacía un tiempo que no visitaba. 

Por estas coincidencias que tiene la vida, mi santa tenía un bono de hotel que el bichito no le dejó utilizar en 2020 y que ya a punto de su caducidad decidimos darle curso en el puente pasado de la purísima constitución (homenaje al librito ahora que tanto mentecato le quiere hacer objeto de lenocinio).

Pensaba hacer un post largo, pero como voy a intentar llegar a los treinta en 2022, me hago trampas al solitario y lo parto en trocicos que os iré endosando en dosis proporcionales a vuestra capacidad de digestión de mi verborrrea.

A mi me gusta mucho ir de museos, más solo que acompañado la verdad, pero no era cuestión de dejar a la nuera de la consuelo por Serrano haciendo destrozos a mi indigente visa mientras yo me hacia el listillo por el Prado. Así que intentando llegar a un consenso decidir consultar a la sabia Molinos sobre que exposición me recomendaba sin espantar a mi esposa.

Ex cursus. Tenemos un amigo sevillano que en llegando a Paris, él quería largarse de compras mientras todo su grupo, con su mujer incluida, habia reservado el dia entero al Louvre. Anduvo soportando sala tras sala hasta que en un momento determinado de desesperación se paro delante de la Venus y a voz en grito con su su acento del sur le empentó mirandole a la cara "una coza te voy decí venusdemilo, no te aguanto ni un zegundo má, Pepe ze va ya mijmito pal mercaillo y a tí que te den, ahí te quedas" y se largó. Su mujer decía: que verguenza todos los japoneses haciendole fotos a mi marido en lugar de a la figurilla manca. Desde entonces ha quedado en el anecdotario familiar lo de cantarle las cuarenta a la venusdemilo cuando alguien se pasa de cultureta viendo demasiados cuadritos o artisteces similares.

Pues en este caso, como no esperábamos menos, la sabia Molinos nos recomendó una exposición sensacional de Amalia Avia que os recomiendo de la que no tenía más noticia y que me pareció una maravilla. 

Amalia pintó puertas, imagenes de un madrid cincuentero, pintó la cara de una ciudad sin caras, personas de espaldas, no quería ser realista pero lo era, utilizaba el realismo como reto e insinuación. Averiguar lo que hay tras las puertas, adivinar la historia de viejos comercios ya clausurados, pintadas en las paredes como huellas urbanas. Mucha ciudad. Mucha intimidad.

La podeis ver en Alcala 31, una sala que también desconocía aunque había pasado mil veces por delante. os pongo varios cuadros para que veais que maravilla. A mi mujer también le encantó.

Ya me gustaría poneros la visita al Thyssen, pero me está estrando un sueño que me muero así que lo dejamos pa la siguiente entrada junto con las fotos (no menos artísticas) del Pimiento Verde y las Bodegas Rosell.






8 comentarios:

  1. Me alegra que te gustara la expo y más aún haberte descubierto a Amalia. Ahora lo que tienes que hacer es comprarte sus memorias. De Puertas Adentro que te van a encantar.

    ResponderEliminar
  2. jaja Así que no fuiste a ver a Muse jaja al leer tu entrada, creí que habías ido a escucharles en concierto, ya me parecía a mi, estuvieron en Septiembre en Vigo y no sabía que hubieran dado más conciertos en España ; ) Preciosa esta exposición, el último cuadro lo he visto en una entrada del blog de alguien hace poco, hablando de la lluvia en Madrid ...( salto tanto por la bloggosfera que nunca recuerdo donde ando ; ) seguro que lo conoces pero a mi un museo que me parece precioso, a parte de los grandes, es el museo Sorolla, si no lo conoces, pásate (-ros) en la próxima escapada ; )

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El de Sorolla lo tenía apuntado pero ya con un par de museos basraba. Me lo guardo pa la siguiente.
      Esos Muse ni idea. Los miraré
      Bsss

      Eliminar
  3. No reconoces el blog de la mitica molinos pufffffff eso es de primero de blog.
    Jajaja

    ResponderEliminar
  4. Es que tú eres un empollón, pero yo falté mucho a clase y llevo montón de pendientes ; )

    ResponderEliminar

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...